domingo, 26 de septiembre de 2010

PR-CV 51 D1 Simat - Castillo d'Alfandech

Fecha: 26/9/10
Tipo de ruta: Lineal, ida y vuelta
Lugar de inicio: Simat de la Valldigna, La Safor, Valencia
Hora de inicio: 8 h 10 min
Duración: 2 h 53 min
Distancia: 9.04 Km
Dificultad: Baja
Altura mínima: 27 m
Altura máxima: 244 m
Calificación (1-10): 6
Recorrido: Monasterio de Santa María de la Valldigna – Ermita de Santa Ana – La Fontarda – Castillo d'Alfandec – La Fontarda – Ermita de Santa Ana – Monasterio de Santa María de la Valldigna.



Como llegar:
Saldremos de Algemesí por la CV-42, para dirigirnos hacia Alzira, para desde allí seguir por por la CV-50 con dirección a la Barraca de d'Aigues Vives, después de pasar esta población llegaremos a una rotonda en donde nos debemos desviar a nuestra derecha, por la CV-600 con dirección a la población de Simat de la Valldigna, seguiremos las señales hacia el Monasterio de Santa María de la Valldigna, pues enfrente del mismo intentaremos aparcar nuestro coche para poder iniciar nuestra ruta de hoy.

Descripción de la ruta:
Esta semana la ruta transcurre por las cercanías de Simat de la Valldigna.
Esta ruta, es una de las variantes que nos presenta el PR-CV 51, y posee dos buenos atractivos para el senderista, el bello paraje natural de la Fontarda, en el limite de los términos municipales de Simat y Benifairó, y el Castillo d'Alfandech, mas conocido en la zona por el Castillo de la Reina Mora.
Es sin lugar a dudas un verdadero privilegio comenzar una excursión  por la comarca Valldigna, desde  un lugar tan emblemático e histórico como el Monestir de Santa Maria  de la Valldigna. Fundado por el Rey Jaume II el Juts el 15 de marzo de 1298, que promulgo la orden concediendo las tierras  al abad de Santes Creus para la nueva fundación de un monasterio cisterciense. Salimos del mismo Portal del Monasterio donde podemos ver como resaltan los escudos heráldicos de La Valldigna y de su abad fundador, subimos por la calle de Barx, desviándonos hacia la izquierda caminando por el camí de la Xara, y pudiendo observar a nuestra izquierda, la muralla del recinto monacal. Al final de la muralla y a la derecha hay un camino que nos lleva en pocos minutos a la ermita de la Xara, es una de las mezquitas más importantes de la Comunidad Valenciana. Se construyó alrededor del siglo XV para dar un lugar de oración a los musulmanes que vivían después de los asentamientos cristianos de la Valldigna. Pero en 1525 se aprobó un decreto que obligaba a la conversión de los moriscos al cristianismo y poco después la mezquita se reconvirtió en iglesia dedicada a Santa Ana, la ermita de Santa Ana.

Si nos hemos acercado a visitarla deberemos retroceder sobre nuestros pasos hasta el camino rural asfaltado que habíamos dejado antes, al llegar al final de la muralla del monasterio, y continuaremos caminando por nuestra derecha,llegaremos a un cruce con otro camino asfaltado, el Camí de la Fontarda, en donde nos desviaremos a nuestra izquierda y continuaremos caminando hasta llegar a la Fontarda, un manantial situado en las faldas del Racó de la Simeta, una surgencia situada a la derecha del barranco de Barx, justo en la divisoria de los términos municipales de Simat y Benifairó, que permanece activa una gran parte del año. Junto a la fuente existen unos motores que sacan agua del nacimiento y llenen unas balsas para regar los campos de alrededor. Se trata de un bello paraje, rodeado de arboles centenarios que proyectan una fresca sombra. Entre alcornoques, pinos y pinastros, algarrobos, cipreses e higueras destaca un inmenso olmo que, de momento, ha podido escapar a la epidemia de la grafiosis que está acabando con casi todas las olmedas de la zona.

Seguiremos nuestra ruta, y al salir de la Fontarda nos encontraremos con un camino, en la misma curva, que sale a nuestra derecha, pero nosotros continuaremos por el camino principal, el de la izquierda, que nos conducirá al cruce con el camino que lleva al municipio de Benifairó. Aquí, veremos otro poste señalizador y giraremos a nuestra derecha para dirigirnos hacia el cerro coronado por el Castillo d'Alfandech, Marinyen o dela Reina Mora, (243 metros).Nada mas tomar esta dirección nos encontraremos con un camino que sale por la derecha, lo obviaremos y continuaremos con el camino principal, recto.
Poco después termina el camino asfaltado y nos encontramos con otro poste señalizador y un panel informativo, aquí seguiremos la senda que sale al lado del poste con la dirección al castillo, y que nos conducirá hasta el mismo.
Durante la época de dominación musulmana, el castillo servía de refugio para la población de las alquerías cercanas. De estos tiempos data el primer recinto amurallado o villa, a la que se accedía por la puerta d'Albacar. Esta villa está protegida por un muro de un metro de grosor que aprovecha la orografía del terreno. Nada mas cruzar la puerta de entrada continuaremos por la senda de la derecha que nos llevara hasta la parte mas alta del castillo, desde donde descenderemos por la misma senda para regresar hasta la Puerta d'Albacar.Mas arriba de este primer recinto, en la parte superior del cerro, se encuentra el segundo, que fue construido durante la época cristiana, bajo el dominio de los monjes Cistercienses.

Su función defensiva estuvo en vigor durante gran parte de la Edad Media. Jaime I se lo entrego en 1238 a su tío Nuño Sanz. Al fallecer éste quedó adscrito a la corona. En 1297 Jaime II dio el valle a la orden del Cister para fundar un monasterio. Se conservan en pie algunas dependencias como dos aljibes, una pequeña capilla de argos góticos, una pared de gran altura de la que sobresalen ménsulas que indican la existencia de tres plantas, una escalinata en ruinas, una puerta con arco de medio punto, etc.
Después de la expulsión de los moriscos, perdió su utilidad y comenzó su decadencia y destrucción. Un deterioro incrementado por los continuos saqueos en busca de un legendario y nunca encontrado supuesto tesoro.
Según cuenta la leyenda, una reina musulmana se lanzó al precipicio desde la parte mas alta del castillo, con su hijo en brazos, al ver que las tropas cristianas habían superado las barreras defensivas y se disponían a conquistar la fortaleza. Por ello, el castillo es también conocido con el nombre de Castillo de la Reina Mora.
A los pies del castillo encontramos los restos de un antiguo poblado morisco llamado Alfulell, despoblado después de la expulsión de los moriscos.

El Castillo d'Alfandech, será el lugar de destino de esta ruta, desde aquí regresaremos a nuestro punto de partida el Monasterio de Santa María de la Valldigna, deshaciendo el camino de ida, regresando sobre nuestros pasos, ya que esta es una ruta lineal. Nos entretendremos contemplando ahora con un poco mas de tiempo cada uno de los lugares por los que pasamos en el trayecto de ida, hasta que llegaremos de nuevo a nuestro punto de partida, dando por finalizada nuestra ruta de hoy.
Gracias por la ayuda en la descripción de la ruta al Ayuntamiento de Simat de la Valldigna.
Hasta pronto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada