domingo, 17 de julio de 2011

Segart - Ascensión a la Mola

Fecha: 17/7/11
Tipo de ruta: Circular
Lugar de inicio: Segart, El Camp de Morvedre, Valencia
Hora de inicio: 7 h 30 min
Duración: 2 h 33 min
Distancia: 6.32 Km
Dificultad: Media
Altura mínima: 244 m
Altura máxima: 570 m
Calificación (1-10): 8
Recorrido: Lavadero de Segart – Font de Sant Josep – Font del Campaner – Cima de la Mola – Lavadero de Segart.



Como llegar:
Saldremos de Algemesí con dirección a Alginet, por la CV-525, justo antes de entrar en esta ultima población tomaremos la A-7, Autovía del Mediterráneo, con dirección a Valencia, en la A-7 y después de pasar el establecimiento penitenciario de Picasent, nos desviaremos por la circunvalación con dirección Madrid-Barcelona, continuaremos por la misma A-7 y antes de entrar en la población de Sagunto nos desviaremos por la A-23, Autovía Mudéjar, y pasaremos la población de Gilet, y al llegar a la salida nº 7 dejaremos la Autovía Mudéjar para tomar la CV-329 con dirección a Segart, población a la que llegaremos en unos momentos. Una vez en la misma buscaremos lugar para aparcar nuestro coche cerca de la Plaza, junto al lavadero, si podemos.

Descripción de la ruta:
Esta semana la ruta transcurre por las cercanías de Segart.
Corto itinerario de subida a la Mola de Segart que sin embargo sorprende por las magníficas vistas que nos ofrece tanto sobre Valencia y la llanura aluvial del Túria como sobre el cercano Garbí y los montes bajos que lo preceden. Saldremos de Segart pasando por la Fuente de Sant Josep y la Fuente del Campaner, para acceder a la Mola por la canal conocida como la Caries, que es corta pero por unos instantes, muy empinada y en algunos momentos hay que ayudarse de las manos para progresar. El camino de regreso a Segart lo haremos por pista y algo de senda sin ningún tipo de complicación.
Comenzaremos nuestra ruta de hoy desde la misma plaza en donde se encuentra el ayuntamiento junto al lavadero. Nos podemos detener a echar un trago de agua en la Fuente, situada en la misma plaza, y poco después podemos acercarnos a llenar las cantimploras en las aguas milagrosas de la Font de Sant Josep, ya que nos viene de paso en nuestro camino hacia la Mola. Abandonamos el pueblo por la calle San Josep, en la que hay una placa que indica: Alturas: Segart 300m, Mola de Segart:570m, Garbi:600m, Puntal de l'Abella: 630m.
Al dejar atrás las ultimas casas el camino hace una curva cerrada a la izquierda, con un puente sobre un pequeño barranco y a la salida de la misma, nace a nuestra derecha un pequeño sendero ascendente con peldaños que nos lleva a la Font de San Josep. La visita a la Font de Sant Josep es casi obligada cuando se llega a Segart por su proximidad y agradable emplazamiento. Es también conocida como La Fonteta y en los años 30 sirvió como inicio de la construcción de una red de fuentes públicas en tres o cuatro puntos de la población. Volvemos tras aprovisionarnos de agua y retomamos la ruta.

Yo he comenzado el track de la ruta después de pasar el pequeño puente sobre el barranco en la curva, debido a que no he encontrado sitio para poder aparcar dentro de la población, estamos en verano y falta sitio. He visto unas escaleras a mi derecha en la primera curva, que llevan a un albergue y en principio he buscado la fuente aquí, y después de no encontrarla lo he dejado para la vuelta pues suponía que seria en la curva anterior.
Saldremos de Segart, siguiendo el GR con dirección a Puzol, por el camino que baja al barranco (250 metros). Al llegar al barranco, cogemos una pista a la derecha (sur) que sube hacia una sombría, entre bancales de algarrobos. Al cabo de caminar durante un rato veremos, en la falda, unos plataneros de sombra que marcan la Font del Campaner, donde llegaremos pronto. En esta ocasión la he encontrado sin agua. El nombre de esta fuente viene por que fue muy frecuentada por un fraile campanero del próximo monasterio de Sancti Spiritu de Gilet por sus propiedades medicinales y diuréticas. Sobre la fuente y su nombre hay una leyenda que habla de la calidad curativa de sus aguas y de como curó al fraile campanero del convento de Sant Esperit. Hasta hace unos años la zona tenía un platanero de sombra pero las sucesivas sequías acabaron secándolo.
De la fuente seguimos una senda por la izquierda siguiendo las señales del GR, con unas revueltas entre bancales primero y después entre pinos, nos deja en un collado no suficiente marcado y recorrido por una pista.
La senda nos lleva a un cruce con una pista forestal donde encontramos una paleta indicadora. La pista se divide ,el GR-10 se va por la izquierda , nosotros aquí abandonamos el GR y seguimos por la pista a la derecha dirección a la Muela.
Siguiendo por la derecha y, de nuevo, en un desvío en "Y" también continuaremos por nuestra derecha, a partir de aquí debemos estar atentos, pues al poco encontraremos por la izquierda, un arranque de pista un tanto abandonado que nos subirá por la ladera de la Mola.

Al poco la pista se convierte en senda que nos llevará hasta la base de la canal, no sin antes tomar la senda que sale por la izquierda en una curva de la senda que llevamos. Caminando por esta senda ya podemos comenzar a disfrutar de las hermosas vistas que nos ofrece esta ruta.
Entre los dos gigantescos farallones cortados en vertical hay una gran brecha. Ese es el camino. Al acercarse parece casi imposible. La canal es corta pero hay que trepar. Llegamos a la caries de la Mola, la pendiente es muy fuerte, y entramos en la zona de roca, junto a unas chumberas, donde hará falta demostrar nuestras habilidades de escaladores, ya que existe un paso de grado I de escalada que hará obligado el uso de las manos para poder progresar, pero no con mucha dificultad.

Una vez arriba podremos observar que la cima de la Mola de Segart 566 metros,en realidad son dos, separadas por el corte de la Caries, la primera con el vértice geodésico, mirando al norte tenemos una magnifica vista de Segart con el Garbí y la segunda con la placa conmemorativa del CEV con motivo de su 25 aniversario en el año 1971, y que nos ayudará a identificar el extenso panorama que dominamos, indicando las diferentes cumbres que tenemos a nuestro alrededor. Admiramos las impresionantes vistas, todo el golfo de Valencia, el Garbí, el Puntal de l'Abella, l'Alt del Pi, Rembalsadores, La Gorrisa y El Mongomery a lo lejos. La senda de bajada sale de esta última cima junto a la placa conmemorativa del CEV, y tras bordear la Muela por su cara este, y en pronunciado descenso nos lleva hasta un collado donde nos encontraremos con una pista y continuaremos por la derecha para volver a Segart, encontraremos una bifurcación por la izquierda veremos una placa con la indicación Montes de Segart, el Rodonet, pero nosotros continuaremos por la de la derecha. Es el Camí de la Mola. La pista comienza con un pronunciado descenso y en poco tiempo y sin abandonar la pista iremos acercándonos a Segart. Encontraremos una bifurcación, en la que si continuásemos por nuestra derecha llegaríamos a enlazar con la pista que hemos utilizado para la ida hacia la Mola. Nosotros continuaremos caminando por nuestra izquierda, mas tarde cruzaremos el barranco de Segart en el que obviaremos el camino que sale a nuestra izquierda. Poco después encontraremos un nuevo camino a nuestra izquierda, pero nosotros continuaremos recto por el mismo camino que llevábamos y que en unos minutos nos acercará a Segart y al punto de inicio de nuestra ruta de hoy. Ahora si me he acercado a la Font de Sant Josep, para poder beber de sus frescas aguas.
Gracias por la ayuda en la descripción de la ruta a www.gatovalibre.com
Hasta pronto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada