domingo, 13 de noviembre de 2011

Bejís, paisajes junto al río Palancia

Fecha: 13/11/11
Tipo de ruta: Circular
Lugar de inicio: Bejís, Alto Palancia, Castellón
Hora de inicio: 7 h 50 min
Duración: 4 h 3 min
Distancia: 17,3 Km
Dificultad: Media
Altura mínima: 565 m
Altura máxima: 822 m
Calificación (1-10): 6
Recorrido: Acueducto de Bejis – Río Palancia – Máquina de Perailes – Paraje de Los Toscos – Torás – Alto de la Muela – Cañadas Altas – Pista de la Pasa – La Grillera - Teresa – Cauce del río Palancia – Carretera CV-235 – Bejis.



Como llegar:
Saldremos de Algemesí con dirección a Alginet, por la CV-525, justo antes de entrar en esta ultima población tomaremos la A-7, Autovía del Mediterráneo, con dirección a Valencia, una vez pasado el Centro Penitenciario de Picasent continuaremos por la derecha con dirección Madrid, Barcelona, pasaremos de largo la capital y continuaremos por la misma A-7, y antes de entrar a Sagunto nos desviaremos por la A-23, Autovía Mudéjar, antigua carretera N-234, pasaremos las poblaciones de Gilet, Estivella, Soneja, Segorbe, Jérica y Viver, encontraremos la salida nº 47, que tomaremos y saldremos a una rotonda en donde seguiremos por la N-234, con dirección a Viver, para enseguida desviarnos a nuestra derecha por la CV-235, con dirección a Sacañet, Toras y Bejís, luego llegaremos al cuce con la CV-236, seguiremos por nuestra derecha con dirección a Torás, población que después de cruzarla abandonaremos por la misma carretera CV-236, y ya sin abandonar la CV-236 llegaremos a la población de Bejís. Cruzaremos la población con dirección a Arteas y junto a la confluencia de las carreteras de Arteas y Fuente de los Cloticos, encontraremos el acueducto, en donde aparcaremos nuestro coche y daremos comienzo a nuestra ruta de hoy.

Descripción de la ruta:
Esta semana la ruta transcurre por las cercanías de Bejís. El camino discurre por pueblos con dilatada historia que se asentaron junto el curso alto del Río Palancia buscando la fuerza de sus aguas, la fertilidad de sus limos y la riqueza de las fuentes y manantiales que aquí afloran generosamente. Las pequeñas huertas, en su mayoría encajonadas en los valles todavía estrechos, contrastan en colorido y diversidad con los montes y los campos de almendros y olivos que las circundan. El río, con el empuje de sus aguas, labra la roca y transforma el paisaje, ofreciéndonos un espectáculo novedoso a cada paso; tramos de agua ruidosa se combinan con tramos completamente secos en los que ésta ha sido canalizada, donde las escarpadas rocas angulosas de los cinglos ofrecen su sombra a las blancas piedras redondeadas del fondo. La ruta recorre los antiguos caminos que comunicaban Bejís con Torás, y éste con Teresa.
Todos ellos fueron muy transitados en su época. Entre Bejís y Torás, el camino se ha transformado en pista apta para coches, y por ello todavía se utiliza. Cruza el río Palancia en un bello paraje, donde también se cruza con el PR-CV 80. Dado que sigue una pista, no tiene ninguna dificultad de caminar ni de orientación. El segundo tramo entre las poblaciones de Teresa y Torás sigue un cordel de ganados, pero hoy apenas nadie lo recorre, pues la comunicación se realiza con coche por la carretera. Pese a su escasa longitud, seguro que disfrutaremos del silencio y la tranquilidad del monte. Sigue tramos de la antigua senda, del cordel de ganados, y de alguna pista para coches. No obstante se encuentra en buen estado y señalizado, y es fácil de seguir; aunque en la parte del cordel el firme es muy irregular, típico de las vías pecuarias, y debido al tránsito del ganado y su deterioro con las pezuñas. Todo el recorrido está señalizado con las marcas amarillas y blancas, pero faltan algunas señales verticales, debido al vandalismo.
Bejís

De Bejís a Torás. Salimos desde el reformado acueducto de Bejís, buscando la primera marca en un poste del GR-7, en dirección a Torás, que se ve al frente. El acueducto tenía en origen siete arcos de medio punto de los que en la actualidad se conservan solo cinco, estos junto con el muro situado al inicio del mismo alcanza una longitud de 82 metros. Estos restos son los que se conservan en la actualidad. Originariamente tuvo 125 metros, incluyendo la conducción de aguas en canal sobre arcadas, los dos muros extremos, la conexión con el canal de abastecimiento y la conexión subterránea de suministro al pueblo. A pesar de ser un acueducto, su tipología parece responder más a un puente. Debido al sistema estructural utilizado, al tener tajamares en todas las pilas y contrafuertes en las pilas impares. La fábrica es de sillares en los arcos y las pilas, mientras que en los elementos restantes se utiliza la mampostería. Cada pila y tajamar se corona con un remate piramidal.

Acueducto de los Arcos de Bejís
Bajamos por una carretera local, bajo las casas del pueblo, cruzaremos la CV-236, y siguiendo por un camino estrecho pero asfaltado. Es la zona conocida como La Fontana. Llegamos al río Palancia, en un bello paraje. Lo cruzamos por un pequeño puente. El antiguo, del cual podemos aun ver los restos, fue arrastrado por una crecida del agua en el año 1957. Enfrente vemos las ruinas de la Máquina de Perales, que todavía conserva en su interior la oxidada maquinaria que, movida por la fuerza de las aguas del río, aserraba los troncos de madera de la zona. En este punto nos cruzamos con el PR-CV 80, marcado también en amarillo y blanco, que sigue el trazado del río. Nosotros continuamos por la pista de tierra, subiendo la cuesta por una zona bastante arcillosa e inestable. Es el paraje de Los Toscos. Ya en la zona alta, más plana, llegamos a un cruce que tomamos a la izquierda. Por la derecha viene el camino desde las Ventas de Bejís, y por la ladera de la izquierda llega una desdibujada vereda de ganado. Pronto llegamos a otro cruce, que seguimos recto, ya en firme de asfalto, que nos lleva directos a Torás; es el Camino de la Huerta.
De Torás a Teresa. Antaño, el camino fue muy transitado. La gente lo recorría para intercambiar productos y en especial el ganado. También por el se desplazaba la banda de música de Teresa para tocar en las fiestas de Torás. Algunas personas mayores todavía recuerdan cuando llevaban por este camino a las puercas en celo para que las montase un berraco que para tales menesteres había en Torás. Y otras más jóvenes se acuerdan de cuando de pequeñas andaban alegres por el camino para ir a ver a los abuelos que residían en Torás. Entraremos por la calle del Horno, siguiendo las señales blancas y rojas y al llegar a un pequeño parque y fuente, descenderemos a nuestra derecha, seguimos por la calle el Prao. Al salir del pueblo debemos ver ya las marcas de la senda, continuaremos por nuestra izquierda. La zona por la que seguimos tiene varios desvíos, y el pobre terreno de yesos no es bueno para marcar. Muy atentos pues a las marcas en los cruces. En sentido contrario no hay problema, pues el pueblo es la referencia.
Seguiremos un primer cruce a la derecha indicado como el camino del Regajo, y en un segundo y amplio cruce, situado antes de llegar a una balsa de agua, seguiremos de nuevo a la derecha, cruzando el barranco del Prao, en dirección a la Muela. Hay algún desvío más, estar atentos a las señales y estacas. Al poco de pasar junto a unas jaulas con perros llegaremos a un desvío a nuestra derecha y guiados por las señales empezamos a subir por una senda, conocida como subida de la Loma, de terreno muy arcilloso, y que sigue la vereda del ganado.
Pasamos una zona conocida como los Rayadores, y llegamos al alto, en una zona de roca blanquecina; ya estamos en La Muela. Nos acercaremos a ver el refugio del Frente de Levante del año 1938, para regresar a la misma senda que llevábamos. Seguimos por una zona más alta y plana, disfrutando de espléndidas vistas (Peñaescabia, Espadán, Sierra y pueblo de Caudiel, pico de Pina, la Muela de Jérica,). Estamos en el cordel de ganado, y la zona se conoce como Cañadas Altas. El camino se torna difuso por el paso del ganado, que erosiona el suelo y abre infinidad de bifurcaciones, dejando las rocas al desnudo.
Llegados a una pista (de la Pasa), continuaremos por nuestra izquierda por ella, y unos 500 metros después, tras una curva a la izquierda, veremos unas señales que nos confunden un poco, nosotros optamos por seguir las señales blancas y rojas que por la misma pista nos llevará hasta Teresa, posiblemente, bajando por la senda a la derecha, llegaríamos también a Teresa. En un giro aparece la bella localidad de Teresa y la pequeña pero fértil vega. Bajamos por la pista entrando por delante del cementerio. Entrando por el camino del Cementerio llegaremos al Hogar del Jubilado continuando por nuestra derecha por la calle Manolo Montoliu, pasaremos por la Plaza de la Iglesia, pasaremos por la Fuente de la Replaceta y la Fuente Nueva, siguiendo por la calle de la Ermita que nos conducirá a la carretera CV-235.
Área recreativa el Batán de Teresa

Cruzaremos la carretera y bajaremos al área recreativa el Batán. Regresaremos a la carretera continuaremos por nuestra izquierda, volviendo de Teresa a Bejís siguiendo paralelos al trazado del río, sin abandonar la CV-235 llegaremos de nuevo al punto de partida en Bejís. Este ultimo tramo bastante monótono. Gracias por la ayuda en la descripción de la ruta a www.altopalancia.es
Hasta pronto.

Track


2 comentarios:

  1. Excelente descripción de la ruta. En dos semanas pienso realizar el tramo Viver-Teresa por el cauce del Palancia. La zona parece tener muchas similitudes con los tramos que has realizado. Es también el antiguo camino que unía estas poblaciones, ahora en desuso.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Emilio, gracias por tu comentario. He visto tu última entrada Otoño en Montanejos, y si la ruta en si debe de ser bonita, tus imágenes hacen que lo sea mucho mas. Da gusto verlas.
    Sí creo que habrán similitudes entre las rutas pues ambas transcurren por las inmediaciones del río Palancia, aunque en tramos diferentes. Como puedes ver en la pagina de Calendario de salidas, esa ruta de Viver a Teresa por el río Palancia la tengo programada para el 19/2/12, espero poder hacerla en la fecha prevista.
    Bueno ya veré en tu blog como te ha ido y quizás pueda aprovechar tus experiencias, en esa ruta.
    Un saludo y hasta pronto

    ResponderEliminar