domingo, 4 de diciembre de 2011

PR-CV 78 Parajes de Xátiva

Fecha: 4/12/11
Tipo de ruta: Circular
Lugar de inicio: Xátiva, La Costera, Valencia
Hora de inicio: 7 h 38 min
Duración: 4 h 47 min
Distancia: 17,84 Km
Dificultad: Media
Altura mínima: 60 m
Altura máxima: 272 m
Calificación (1-10): 8
Recorrido: La Font dels 25 dolls – La Ermita – Rio Albaida – Acueducto les Arcaetes de Alboi – La Font de Segura – El Racó de la Cova Negra – Font de Quitana – El portet (antigua vía romana) – Nevera – Castillo de Xátiva – Ermita de Sant Feliu – Iglesia de Sant Josep – Font dels 25 dolls.



Como llegar:
Saldremos de Algemesí por la CV-42 con dirección a Alzira, para desde allí dirigirnos hacia Benimuslem por la CV-550 y desde allí con dirección a Alberique, en donde un par de kilómetros antes de llegar a la población, nos desviaremos en una rotonda para conectar con a la A-7, Autovía del Mediterráneo con dirección a Albacete. Una vez en la autovía y al cabo de un rato de circular por la misma, nos desviaremos a nuestra izquierda tomando la salida nº 850, por la N-340, hacia la población de la Llosa de Ranes y desde esta ultima población y sin abandonar esta carretera llegaremos a Xátiva. Entraremos en Xátiva por la Plaza del Pais Valenciano y seguiremos recto por la calle Baixada del Carme, en el segundo cruce continuaremos por nuestra izquierda por la Avenida de Selgas, en la siguiente rotonda, frente a la Plaza de Toros, continuaremos por nuestra derecha por la misma Avenida de Selgas, y antes de la primer curva veremos a nuestra izquierda, la Font dels 25 Dolls, que sera en donde aparcaremos nuestro coche para dar comienzo a la ruta de hoy.

Descripción de la ruta:
Esta semana la ruta transcurre por las cercanías de Xátiva. 
Saldremos de la Font dels 25 Dolls donde comienza la ruta. Desde la fuente, seguimos por la carretera N-340 de Gandia un tramo para enseguida desviarnos a la izquierda para coger el camino asfaltado de San Antonio, pasando por una urbanización. Empezaremos a adentrarnos por un paraje arbolado y pasaremos por una zona residencial.
Iremos acercándonos al valle por donde el río Albaida hace su camino creando a su paso un entorno de gran belleza. Llegaremos a la entrada de una finca cerrada por una puerta metálica pero la senda continua por la derecha de la misma. Iremos por una senda con una vegetación exuberante y variada durante un buen trayecto, desde donde veremos los pequeños meandros del rió Albaida. Esta senda, transcurre coincidiendo con una antigua canalización de agua y nos llevará hasta un acueducto árabe, llamado popularmente les Arcadetes d'Alboi y en su fuente, la Fuente de Segura, situada al final del mismo.
Arcadetes d'Alboi

Llegaremos, siguiendo una senda acondicionada con una barandilla de madera, hasta la Cueva Negra, cavidad que forma parte del patrimonio del Paleolítico Valenciano. Cerca de allí nos encontraremos con la llamada zona de la Fabrica de la Llum, que una vez sirvió para proporcionar electricidad a la zona.
Seguiremos nuestra ruta por una senda, que sale por nuestra derecha frente a la misma Casa de Llum y que nos llevará hasta el alto de la sierra, desde donde tendremos unas buenas vistas con el pico del L'Aventador frente a nosotros, lugar donde tradicionalmente se practica la escalada. Siguiendo por esta, saldremos a una pista de tierra que continuaremos por nuestra izquierda y nos conducirá a la carretera N-340 continuaremos por la derecha unos 25 metros, nos desviaremos a nuestra izquierda y pasaremos por una cantera abandonada, a la salida de la cual parte a nuestra derecha la senda que nos llevará a la Fuente Quintana donde pararemos para beber del agua fresca que generosamente mana de su caño. Enseguida nos encontraremos con la Casa de Quintana, una masía fortificada con capilla incluida en un lateral, que data de 1907 y que bordearemos y seguiremos nuestro camino.
Font de Quintana

Saldremos de la Casa Quintana a un cruce en donde continuaremos por nuestra derecha hacia un deposito de agua, lo rebasaremos y saldremos a un cruce continuando por nuestra izquierda.
Ahora llegaremos a una zona repleta de chalets, la cruzaremos y al final de la misma enlazaremos con una senda que parece que nos vaya a subir a la Serra Vernissa, cuando en realidad la bordearemos y nos llevará hasta el Portet, por una vía romana que fue abierta en el collado. Podemos ver a nuestra izquierda y en lo alto de la Serra de Vernisa, una cruz, por la cual también se la conoce como la Creueta.
Una vez llegados a la base del castillo, la senda sube para ir a buscar sus murallas y llenarse de historia. Nada mas cruzar las primeras puertas seguiremos por nuestra derecha hasta la Cova dels Coloms.
Siguiendo la senda llegaremos a ver en medio de un campo de olivos y algarrobos las ruinas de una cava de nieve, llamada aquí Nevera, que se construyó hacia finales del siglo XVII o principios de XVIII. Se trata de una gran cavidad de unos diez metros de diámetro y otros tantos de profundidad, vaciada en la roca y cerrada por una construcción circular de mampostería que se cubría mediante una bóveda rebajada. La bóveda, cubierta de teja y rematada por una imagen de la Virgen se hundió en 1927. Seguiremos ascendiendo por una senda escalonada y visitaremos las cuevas de Les Gotetes y dels Lleons, para ascender por la carretera hasta el castillo.
El Castillo comprende en realidad dos castillos llamados Menor y Mayor que se extienden en la cima de la montaña y están unidos por potentes estructuras militares.
A causa de su favorable situación el castillo controlaba la vía romana, por lo que desempeñó un papel trascendental en las campañas de Aníbal, de Escipión y Sertorio.
Su importancia estratégica se incrementó a raíz de la nueva etapa en la que se vio envuelta la península después del destronamiento de la dinastía Omeya y de la subsiguiente descomposición del califato de Córdoba.
Los monarcas cristianos convirtieron la ciudad en la plaza fuerte que defendía el paso desde Castilla a la capital del reino, y su fortaleza en prisión de estado de la Corona de Aragón donde cumplieron condena, entre otros, príncipes pretendientes a dicha corona y a la de Mallorca y Nápoles. Fue pieza clave durante la Guerra de la Unión y la de los dos Pedros con Castilla, y tuvo una decisiva participación en el conflicto de las Germanías y en la Guerra de Sucesión a la Corona de España, iniciada en 1705. Pero los daños ocasionados por la artillería de las tropas de Felipe V durante esta contienda y los efectos del terremoto de 1748 hicieron declinar su importancia estratégica, casi irrelevante ya en el momento de la invasión francesa y prácticamente nula en las Guerras Carlistas del siglo pasado.
Castillo de Xátiva

Entrando por la moderna Torre del Homenaje a la izquierda se sube al Castillo Menor, del cual sólo quedan las fortificaciones perimetrales y las puertas. Han desaparecido cubiertas, forjados y dependencias. Si seguimos hacia poniente, penetraremos en el recinto del Castillo Mayor, no tan antiguo, pero mejor conservado. En éste hallamos primeramente la plaza de armas y la residencia actual construida hace unos setenta años. Al lado opuesto de la plaza está la Puerta del Socorro construida en el siglo XIV, que en caso de asedio permitía la comunicación con el exterior a través del valle de Bixquert.
En el recinto más alto se encuentra la capilla, que es la edificación que nos ha llegado más completa, mandada levantar en 1435 por la reina María esposa de Alfonso el Magnánimo. En el centro de la nave se colocó hace unas décadas el sarcófago moderno que, se dice que contiene los despojos del conde Urgell, pretendiente a la Corona de Aragón en el Compromiso de Caspe, preso en este Castillo, donde murió. Muy cerca de la capilla está la famosa prisión también del siglo XIV. Consta de una cámara para el cuerpo de guardia, a través de la que se accede a una estancia rectangular carente de iluminación, cubierta por una imponente bóveda ojival de piedra. Pocas veces una obra arquitectónica produce sensaciones tan siniestras.
La parte más elevada de la fortaleza la ocupa la zona, hoy ruinosa, que es conocida como Sala del duque de Calabria por haber sido la residencia especial donde estuvo prisionero a principios del siglo XVI Fernando de Aragón, que, muerto Fernando el Católico, sería virrey de Valencia. Guerras y terremotos han hecho desaparecer casi por completo estas dependencias.
Regresaremos por el mismo camino hasta casi la nevera en donde continuaremos bajando por nuestra derecha para llegar a la iglesia de San Feliu, que data del siglo XIII, aunque fue construida sobre la antigua sede episcopal bajoimperial. Destaca su porche, construido con columnas y sillares romanos de diversa procedencia. También pasaremos por la Ermita de Sant Josep que se construyó a principios del siglo XVIII. Destaca la torre, que engloba la antigua ermita de Santa Bárbara y una puerta tapiada que, según la tradición, es la de la antigua aljama por donde entró Jaime I de Aragón para acceder al recinto amurallado después de la conquista de la ciudad. Solo nos queda descender por el camino empedrado, adentrándonos por las estrechas callejuelas de Xátiva, siempre dirigiéndonos hacia nuestra derecha, hasta llegar de nuevo a la conocida Font dels 25 Dolls.
Gracias por la ayuda en la descripción de la ruta a casiaventurilla-sensei2.blogspot.com
Hasta pronto.


  

  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada