miércoles, 20 de abril de 2016

Benniarrés-Cim del Benicadell, per el Regall

Benicadell
Fecha: 10/4/16
Tipo de ruta: Circular
Lugar de inicio: Beniarrés, El Comtat, Alicante
Hora de inicio: 7 h 20 min
Duración: 4 h 21 min
Distancia: 11.16 Km
Dificultad: Media
Altura mínima: 383 m
Altura máxima: 1093 m
Indice IBP: 84
Calificación (1-10): 9
Recorrido: Beniarrés - Poste indicador - Regall de la Peña o Barranc del Port - Canal 1 -Canal 2 - Collado - Cima del Benicadell - Pouet e higuera del Benicadell - Poste indicador PR CV 213 -Pou de la Neu del Benicadell - Poste PR CV 222 - Collado - Poste PR CV 184 - Cova Negra - Camí de la Solana - Font del Barranc del Port - Beniarrés.

Como llegar:
Saldremos de Algemesí por la CV-42 con dirección a Alzira, para desde allí dirigirnos hacia Benimuslem por la CV-550 y desde alli con dirección a Alberique conectaremos con a la A-7, Autovía del Mediterráneo con dirección a Albacete. Tomaremos el desvío en la salida de Cerdá, por la CV-40, Carretera de Xativa-Alcoy, pasaremos por el túnel de la Olleria, y dejaremos a nuestra derecha la población de Aielo de Malferit. Seguiremos por la A-7 hasta llegar a Muro de Alcoi, en donde nada mas entrar en la población nos desviaremos a nuestra izquierda para llegar a unos semáforos en donde nos desviaremos a nuestra izquierda por la CV-705 hacia Gaianes. Bordearemos el pueblo de Gaianes, dejándolo a nuestra izquierda y siempre sin abandonar el trazado de la carretera CV-705, llegaremos sin ninguna complicación a la población de Beniarrés. Nada mas entrar en la población nos encontramos una rotonda en donde continuamos por la segunda salida por la calle Alameda pasamos de largo el primer desvío a nuestra izquierda por la calle Fabriqueta y tomamos la segunda calle a nuestra izquierda por la calle Torres Ortuño hasta llegar a la Plaza del Doctor Fleming en donde aparcaremos nuestro coche para dar comienzo a nuestra ruta de hoy.

Descripción de la ruta:
Esta semana la ruta discurre por las cercanías de Beniarres.
Situada en el valle de Perpuchente, al que cruza el río Serpis. La muestra más antigua de población que se tiene constancia es la Cueva del Oro, , considerada como el yacimiento neolítico más importante de la Comunidad Valenciana. El pueblo es de origen musulmán. Conquistado por Jaime I de Aragón el año 1253, estuvo integrado por moriscos hasta el año 1609 cuando fueron expulsados. Fue del señor de Beni Arráez (Beniarrés), el musulmán convertido al cristianismo llamado Almudino que perderá el lugar (debido a unas deudas contraídas) a favor de Ponç Guillem de Vilafranca, quien se lo apropió sin esperar sentencia del Justícia, por lo que Jaime I ordenó su restitución. Dependió jurisdiccionalmente del castillo de Perpuchent, que fue concedido a Gil Garcés de Azagra el 1259 por parte de Jaime I, debido a la primera revuelta de Al-Azraq. Posteriormente pasaría por las manos de distintos señores cristianos y de la orden de Montesa. Fue en 1748, como consecuencia de los terremotos cuando se dio la providencial devoción de Frey Joseph Vilaplana quien supo inculcar a todos los habitantes de este pueblo la devoción a la, nombrándola Patrona y Protectora del Lugar. La llegada del Tren Alcoy Gandía en 1893 supuso una importante mejora de sus comunicaciones.
El Benicadell es una de las montañas más bonitas de la provincia, no tiene la plasticidad de Bérnia, pero a cambio posee un catálogo de mil caras, dependiendo desde donde se mire. Su cara más recia y agreste se contempla desde la Canal, abrupto pasillo con fuerte desnivel entre portentosas paredes verticales. Es la segunda vez que voy a subir el Benicadell por la Canal, la primera vez desde Gaianes y hoy Beniarrés. El regreso, lo haremos por su vertiente sur. Desde la plaza del Doctor Fleming de Beniarrés, salimos del pueblo por el Barri Ribera, por una pista asfaltada por la que subimos en brusco ascenso siempre en dirección al Benicadell, que tenemos frente a nosotros. En una primera bifurcación, tomaremos el camino de nuestra derecha. En el otro lado, por encima de las casas del pueblo, tenemos la Sierra Mariola culminada por el Montcabrer. Entre almendros vamos dejando el pueblo atrás por el camino asfaltado de Salem. Sobresalen la cúpula y la torre de la iglesia de San Pedro, la ermita del Santísimo Cristo, y las peladas lomas de la Sierra de Almudaina. Por delante la imagen del Benicadell acapara toda nuestra atención. Encontramos una segunda bifurcación en donde continuaremos por nuestra izquierda con dirección al Corral de Rosa y Les Marxaletes. En unos metros encontramos otra bifurcación en donde continuaremos por nuestra izquierda por la pista que sigue en descenso. El camino serpentea tomando altura en una cuidada zona abancalada con terrazas de almendros y vetustos olivos, entre muros de piedra seca en un lado y en el otro, con grandes rocas alineadas formando recuadros. Alcanzamos las inevitables antenas, al menos están fuera del entorno de la montaña. La nítida visión de la sierra es de una belleza seductora, con la Canal rasgándola de este a oeste. Al llegar a un poste de madera con una paleta informativa: “BENICADELL REGALL”, dejamos el asfalto por la izquierda por un camino de tierra que describe una gran curva en la ladera abancalada. Poco después conectamos con el Barranc de la Bassa de Ciment, que nos conducirá hasta la base de la pedrera en el inicio de la Canal. Es un angosto y entretenido recorrido entre sendas que suben y bajan al cauce, cerca de las terrazas y entre abundante vegetación donde resaltan las floridas adelfas. A nuestra derecha veremos el tremendo farallón rocoso que culmina en el Altet de la Carena, puerta de la Canal e inicio de la gran cresta del Benicadell. Salimos del barranco y enlazamos con la senda de la pedrera. Ahora viene lo bueno.
El principio es duro y exigente por lo inestable del sendero, con mucha piedra suelta y erizado desnivel. La Canal no se ve, solo un herboso collado. Viene quizás el tramo más riguroso, pedrera pura y dura con acentuado desnivel. Es cuestión de asegurar los pasos y seguir una cadencia lenta pero constante, que nos permita avanzar sin retroceder. Las paradas y miradas al paisaje son vitales para ir tomando aire. Alcanzamos el primer collado. La visión de la montaña es de un atractivo impactante. Por la izquierda le vuelve a crecer hacia arriba otra muralla, y la Canal queda claramente definida, hendida por un tortuoso y seco cauce por donde en días de tormenta precipitará sus aguas torrenciales. Paramos en diversas ocasiones para repostar líquidos, saboreando las bonitas vistas a la comarca del Comptat, atacamos el segundo tramo de la Canal. Aparentemente más escarpado, y que se suaviza una vez iniciado. Debemos separarnos del cauce del torrente, mucho más pedregoso, buscando las sendas y firmes rampas de la derecha. Poco a poco nuestro esforzado empeño va ganando desniveles y ya no nos parece tan inclinado. El estímulo de superar las cortas referencias que nos vamos imponiendo nos hace sonreír al ver la altura alcanzada. Sobrepasamos un grupo de pequeñas y delgadas carrascas donde termina la segunda pared y con ello la Canal, haciendo un pequeño rellano con grandiosas vistas. En este segundo collado el paisaje lo inunda todo. Es un sitio encantador con Beniarrés y su pantano a nuestros pies. En el siguiente tramo el desnivel es menos exigente, y la estrecha senda discurre pegada a las altas y pétreas paredes que configuran las crestas donde está situado el punto geodésico. Desde el collado, la sensación es de una senda inestable y desprotegida. Todo lo contrario. Técnica y físicamente es de sencillo tránsito. Llegamos al Pouet del Benicadell, y a la higuera junto a la casa derruida, desde donde continuamos por nuestra derecha para atacar la cumbre. Este es un punto muy concurrido donde confluyen varias rutas, las de la solana, de la umbría y la Canal. 
Cim del Benicadell
Llegamos a la cumbre del Benicadell (1.104 m.) maravillosas vistas desde su impresionante cresta, que separa las provincias de Valencia y Alicante. Regresamos al Pouet del Benicadell para buscar un sitio en donde dar buena cuenta de nuestro merecido almuerzo, con singulares miradas al amplio valle. Desde la higuera comenzamos el descenso siguiendo las marcas del PR. En esta posición vemos en el serpenteante sendero. Más tarde dejaremos por nuestra derecha el PR-CV 223 que da acceso a los pueblos valencianos de la umbría. Proseguimos, haciendo una leve subida y desviarnos por la izquierda siguiendo las indicaciones del poste que encontramos en nuestro camino, para alcanzar la Nevera del Benicadell (1.025 m.) 
Nevera del Benicadell
Su fuerte estructura le ha permitido mantener intacta su cúpula y sus ventanas, pese a estar invadidas, también en su foso, por plantas trepadoras. Regresamos de nuevo al sendero. Con el PR-CV186, ganamos el collado de Gaianes, y por la izquierda tomamos la variante que desciende hacia esta población por la solana, que es la vertiente alicantina. La vegetación cambia por completo, abundan más la coscoja y el esparto. Pasamos muy cerca de la alargada boca de la Cova Negra. Es un descenso rápido por un sendero que zigzaguea la ladera buscando el mejor paso; tomamos precauciones en los tramos con piedra suelta. Por la izquierda la senda nos acerca la base de las paredes para luego bajar directamente. Las paredes se quedan atrás a medida que nos acercamos a Gaianes. Tras cruzar un ramblizo y un trecho más pedregoso, enlazamos con un camino de herradura con un poste informativo del PR que sigue por la derecha con dirección a Gaianes. Nosotros debemos continuar por la izquierda, sin marcas ni referencias. Este camino continúa en ligero ascenso paralelo a las paredes de la sierra, en las que vamos escudriñando todos sus recovecos y cárcavas hasta alcanzar un pequeño rellano entre pinos, encontramos un cerrado que dejamos a nuestra izquierda, atravesamos unos pequeños bancales para conectar con un camino de cemento. El estrecho camino culebrea con un desnivel moderado entre bancales y terrazas en producción, mayormente de olivos; teniendo siempre al frente la vista completa y cercana del pueblo de Beniarrés. Cuando el desnivel comienza a estabilizarse enlazamos con el Camí del Barranc del Port. Más adelante, a nuestra izquierda encontramos la Font del Barranc del Port, pequeña y sombreada área recreativa con varios caños de fresca agua donde podemos refrescarnos. 
Font del Barranc del Port
También hay una especie de nicho enrejado, con una imagen, velas encendidas y flores frescas. Con la abrupta imagen del Benicadell a nuestras espaldas entramos callejeando a Beniarrés, dando por concluida esta espectacular ruta. 
Gracias por la ayuda en la descripción de la ruta a vaigapeu.blogspot.com.es
Hasta pronto.

Track

Powered by Wikiloc

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada