domingo, 6 de diciembre de 2009

PR-CV 293 Ruta Íbera

Fecha: 6/12/09
Tipo de ruta: Circular
Lugar de inicio: Camporrobles, La Plana de Utiel-Requena, Valencia
Hora de inicio: 8 h 1 min
Duración: 2 h 10 min
Distancia: 8.79 Km
Dificultad: Baja
Altura minima: 899 m
Altura máxima: 1130 m
Calificación (1-10): 6
Recorrido: Camporrobles-Área recreativa el Molón-Fuente el Molón-Yacimiento Íbero-El Picarcho-Espolón-Camino de las Nogueras-Camporrobles.




DESCRIPCION DE LA RUTA: Esta semana la ruta transcurre por las cercanías de Camporrobles.
Al llegar a Camporrobles con lo primero que nos encontramos es con el panel informativo, del PR-CV 293 y el GR-238, que está junto al polideportivo. Solo hay que seguir las indicaciones para empezar la ruta. Al ser circular es indiferente por dónde comenzar. Nosotros elegimos empezar la marcha hacía el “Yacimiento arqueológico El Molón”.
Tomamos la carretera que atraviesa el pueblo, a los pocos metros a la derecha vemos el poste informativo que indica, PR-CV 293 “Aula de Naturaleza y fuente el Molón”. Avanzamos por pista asfaltada, enseguida pasamos junto al cementerio.
Andamos entre viñedos, casas de labranza y granjas porcinas. Dejamos atrás el camposanto y el asfalto da paso a la pista de tierra con ligera subida, entre bancales de almendros. La esforzada pista nos va dejando poco a poco, y el terreno se vuelve hostil y pedregoso, al tiempo que se va estrechando para convertirse en senda.
Se dejan ver los primeros pinos, las aliagas y el romero. Llegamos al “Aula de Naturaleza” que está junto a un área recreativa con mesas y bancos, y a la fuente “EL Molón”. Desde esta distancia se aprecia la profundidad de la llanura de la comarca de “La Plana” y en primer término vislumbramos el pueblo de Camporrobles.
Salimos de este lugar por carretera asfaltada, entre vegetación de monte bajo. Ante nosotros la inmensidad de la meseta que se pierde en el horizonte y se adentra en tierra conquense. Al poco rato dejamos la carretera, nos desviamos a la derecha por pista y luego por senda ascendente. Siguiendo las señales del PR llegamos al “Yacimiento arqueológico El Molón” situado a una altitud de 1085 metros.
De camino al yacimiento vemos a nuestra derecha una sima de una profundidad de 30 metros, llamada “Pozo moros”. Continuamos hasta llegar a las ruinas del poblado que estuvo ocupado desde el siglo VII a.c. hasta el siglo I a.c. Posteriormente fue habitado alternativamente hasta la época romana, que se abandono definitivamente.
Después de merodear un rato, deleitarnos con las vistas panorámicas, y tomar nota de la información de los distintos paneles situados alrededor del poblado, iniciamos el descenso. Bajamos por la misma pista que hemos subido, buscando las señales del PR. En una vuelta del camino dejamos la pista y seguimos por sendero. Llegamos a otro poste informativo que señala por dónde llegar al pico “El Picarcho”, que lo vemos enfrente. Nos dirigimos a la cima como podemos, ya que no hay senda alguna. En poco más de cinco minutos estamos en el pico.
Desde esta altura a 1.105 metros, vemos mucha tierra llana, pocas montañas y poblaciones lejanas que no adivinamos a pronunciar sus nombres. Al estar el día nublado es posible ver con cierta claridad el horizonte casi infinitamente. Hacía el noreste el paisaje queda alterado por un ejército de molinos de viento, colocados estratégicamente encima de las crestas de las montañas, y batiendo sus espadas blancas en dirección a un poderoso enemigo que llega en forma de viento.
Volvemos sobre nuestros pasos hasta el poste informativo, para seguir en dirección a Camporobles por el camino “Las Nogueras”. Bajamos por senda y en pocos metros desaparece. En este punto tenemos que fijarnos en las señales para no desviarnos de la ruta. A medio descenso aparece un corral de ovejas, lo pasamos hasta llegar al camino. Por la izquierda nos lleva a la aldea de “Loberuela” que queda a una distancia de poco más de siete kilómetros. Y por la derecha a Camporrobles por pista de tierra. Caminamos entre campos de almendros, olivos, viñas y granjas. En unos quince minutos entramos en el pueblo. Hasta pronto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada