domingo, 7 de febrero de 2010

PR-CV 237 El Barranco Salado

Fecha: 7/2/10
Tipo de ruta: Circular
Lugar de inicio: Bicorp, La Canal de Navarres, Valencia
Hora de inicio: 8 h 10 min
Duración: 2 h 21 min
Distancia: 8,21 Km
Dificultad: Baja
Altura minima: 376 m
Altura máxima: 653 m
Calificación (1-10): 6
Recorrido: El Burriquet-Pista y Barranco Salado-Cortafuegos del Burriquet-Casa Moreno-Barranco Salado-Cuesta con formaciones Keuper-Ruinas Calera-Cruce de caminos-Caserío del Burriquet-Pista y bifurcación de los Pinos Rodenos-Casa de los Picantes-Casa de los Cuevas-El Burriquet.

Esta semana la ruta transcurre por las alrededores de Bicorp
Como llegar:
Para iniciar la ruta debemos llegar al casco urbano de la población de Bicorp. Bajamos al primer puente que tenemos a unos 80 metros y por las escuelas municipales buscamos el Corral Blanco, en dicho trayecto nos encontramos con granjas y un depósito de aguas potables.
En ese punto encontramos una fuente, seguimos por tanto con el vehículo hasta encontrar una cuesta ascendente. Tras vadear el río, veremos carteles indicadores; no dejaremos el camino más grande que va hacia la izquierda y que nos conducirá hacia EL BENEFETAL, hasta llegar al kilómetro diez donde tendremos la opción de ir hacia el Pico Caroig a la derecha, opción que no tomaremos ahora. Sí que cogeremos la de la izquierda hasta medio kilómetro más donde encontraremos el cruce del BURRIQUET. Ahí veremos el panel indicador de la ruta.

Descripción de la ruta:
En el cruce del Burriquet encontraremos el panel indicador que anuncian la ruta, (que por cierto esta caído en tierra). Tomaremos la pista ancha y bien visible, que desciende a nuestra izquierda. Aquí comienza la ruta del Barranco Salado.
Seguimos ahora ascendiendo la pista, dejando un cruce a nuestra derecha. La pista es llanera y poco transitada, salpicada de romeros, aliagas, palmitos urgentemente frondosos. Pasados unos minutos desde el inicio de la ruta, el trazado es cómodo, ideal para la charla y el chascarrillo, y para admirar el hermoso bosque que desciende hasta el barranco, cerrado por la maleza.
La pista llena de maleza, toma forma de una senda de jabalíes, aunque no debemos asustarnos, aquí debemos estar atentos pues la senda se desvía a nuestra derecha y desciende hacia el barranco. Descendemos por el desnivelado cortafuego sin que la maleza impida ver una casa abandonada en el único llano que presenta este descenso. Se trata de la Casa Moreno.
Esta, la Casa Moreno, es una muestra de la arquitectura rústica de la zona, tan abundante en casas similares, con el tejado de tejas morunas hundido. La casa está rodeada de abandonados campos de olivos y algarrobos, ganados por la maleza, el palmito y los pinos. En frente de la casa sale el camino que llanea al lado de un campo de olivos. Después el camino desciende por una loma en busca del barranco Salado.
Después de diez minutos de descenso, desembocaremos en un camino transversal que circunda otra ruta.
Este adjetivo va dirigido al agua del barranco, para diferenciarla de la dulce del río. En Bicorp se pronuncia “salao”, con la última vocal entre o y u, y es conveniente no beberla porque puede aumentar la sensación de sed.
Caminando barranco arriba, nos saldrá a nuestra izquierda una senda empinada: Es la cuesta con formaciones de yesos Keuper.
Extraordinariamente hermosa y en la que la naturaleza se refleja en todo su esplendor, nos permite acariciar sus tesoros esparcidos por el suelo: los jacintos de Compostela, minúsculas formaciones geológicas de la última etapa del Cuaternario, atrayentes por sus formas y colores. Pero la grandeza del senderista, en este preciso momento, está en dejarlas donde siempre han estado, EN LA TIERRA.
Antes de llegar a una casa solitaria en medio del cortafuegos, al empezar una curva y en frente de un enorme zarzal que trepa por un cerezo, tomaremos la senda que hay a nuestra derecha. Es una senda tupida, umbría y mullida a fuerza de pasar personas y animales. Pronto encontraremos a nuestra izquierda las ruinas de una antigua calera. Es buen momento para descansar y recapitular lo andado.
Abandonamos la senda para seguir ascendiendo por una pista ancha, acompañados por pinos carrascos y lentiscos. En tan solo tres minutos, dejaremos la pista ancha y cogeremos, a nuestra derecha, una senda, desde la que, enseguida, avistaremos un caserío: Es la partida del Burriquet.
El caserío está rodeado de campos de almendros y olivos en la falda de la montaña del Burriquet. Son casas sencillas, abandonadas y abiertas al cielo, pues la teja árabe de sus tejados ha desaparecido dado que sus dueños, pese a hacer mantenido el cultivo de sus campos, con el progreso y los medios de locomoción las han dejado abandonadas.
Enfrente de las casas, empieza una pista ancha, ascendente, de tierra roja, saldremos a un cruce, en el cual debemos seguir por nuestra izquierda. A unos diez minutos, nos encontraremos con otro cruce esta vez nos desviaremos a la derecha. Esta pista ancha es la del Burriquet, a ambos lados irán saliendo alternativas de caminos más pequeños que ignoraremos hasta que en una pequeña subida, rodeados de pinos rodenos, nos encontraremos con un camino que sale a nuestra derecha, con un poste indicador de la ruta,(esta vez estaba caído en tierra), y después de levantarlo, giramos a la derecha. Por una senda ancha, veremos una casa al lado del camino, se trata de la Casa de los Picantes.
Unos metros antes de llagar a la Casa de los Picantes nos saldrá a nuestra izquierda un camino por el cual llegaremos a una extensa y apacible pradera, presidida por una casa en ruinas, digna de ser contemplada con detenimiento. Esta es la Casa de los Cuevas.

Por la izquierda de las ruinas, sigue la senda que en unos diez minutos nos abocará al final de la ruta, al lugar desde donde iniciamos la salida.
Esta ruta esta bastante bien señalizada tanto con postes indicadores como con señales pintadas a lo largo del recorrido, solo que algunos postes indicadores estaban caídos en tierra, al igual que el cartel en el punto de inicio de la ruta. Hasta pronto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada