domingo, 22 de mayo de 2011

Ascensión al Pico Espadán desde Almedíjar

Fecha: 22/5/11
Tipo de ruta: Circular
Lugar de inicio: Almedíjar, Alto Palancia, Castellón
Hora de inicio: 7 h 35 min
Duración: 4 h 47 min
Distancia: 17,52 Km
Dificultad: Media
Altura mínima: 372 m
Altura máxima: 1106 m
Calificación (1-10): 8
Recorrido: Fuente El Cañar, Almedíjar – Área recreativa – Salida pista – Collado Cullera – Pista forestal – Pico Espadán – Pista forestal – Salida al barranco de Almanzor – Fuente Almanzor – Área recreativa – Fuente El Cañar, Almedíjar..



Como llegar:
Saldremos de Algemesí con dirección a Alginet, por la CV-525, justo antes de entrar en esta ultima población tomaremos la A-7, Autovía del Mediterráneo, con dirección a Valencia, desde aquí, y antes de entrar en la población de Sagunto nos desviaremos por la A-23, Autovía Mudéjar, y pasaremos las poblaciones de Gilet, Estivella, y los desvíos a Alfara de Algimia, y a Algar del Palancia y cuando sobrepasaremos la población de Soneja, tomaremos un desvío a nuestra derecha, salida nº 27, que nos llevara a la población de Segorbe.
Al entrar a la población de Segorbe nos desviaremos a nuestra derecha por la CV-200, con dirección a la población de Castellnovo, y desde esta ultima y sin abandonar la CV-200 llegaremos a Almedíjar.

Comentario:
Estupenda ruta que en su primera mitad, que hasta llegar al pico Espadán va en continuo ascenso, para después de descender del mismo llevarnos por el magnifico Barranco de Almanzor, hasta llegar a Almedijar. También tiene una buena combinación de senda y pista forestal, en conjunto muy buena y bonita ruta. Solo ha faltado que como de costumbre no he podido ver a la hermossa doncella en la Fuente de Almanzor, pero bueno otra vez será.

Descripción de la ruta:
Esta semana la ruta transcurre por las cercanías de Almedíjar.
Esta ruta comienza en el pueblo de Almedíjar situado en el corazón de la Sierra de Espadán, una vez atravesado el núcleo urbano y situados en las últimas casas de la carretera CV-200 con dirección a Aín, al cruzar un pequeño puente a nuestra derecha, dejaremos el coche en el bonito paraje de la Fuente el Cañar, y que dicen tiene la curiosa propiedad de manar siempre a 20 grados de temperatura.

Desde aquí nos internamos en el pueblo por la misma carretera que hemos llegado y por el Paseo el Cañar, pasaremos por la Plaza de la Iglesia, la Plaza del Ayuntamiento, continuaremos por la Calle Acequia y la del Barrio con dirección norte a la salida del pueblo a los campos de cultivo para buscar el barranco de Almanzor perfectamente señalizado con las marcas de PR. Tomamos una pista cementada en dirección al Barranco de Almanzor, alternando montaña, algunas huertas y campos de secano. Pasamos junto a un área de picnic a la derecha, es Los Pinos, con una fuente, aljibe y el Pozo Casicas.
Cuando la pista gira a la izquierda y comienza a subir, viene un desvío a la derecha, que desestimamos, este se dirige al barranco de Almanzor, pero es por donde luego regresaremos.
Seguimos subiendo a un collado y pasamos a la vertiente de otro barranco por poco tiempo ya que después de dos curvas pronunciadas a izquierda y derecha y la pista convertirse de tierra y poco después de nuevo de cemento y cuando vemos de nuevo el valle de Almedíjar, tenemos que salirnos a la izquierda en una curva cerrada, por un sendero.
Este sendero en ascenso al principio no está bien trillado, pero más adelante se va afianzando, nos iremos guiando por unas señales pintadas de color blanco. Entrando en la zona boscosa, muy interesante con alcornoques por doquier, vemos enfrente a las peñas del Cullera.Y rodeando un pequeño barranco llegamos a ellas.
El enclave se caracteriza porque en la inmediaciones hay unos muros derruidos de (posibles posiciones defensivas de la guerra civil 1936-39). Es un lugar ideal para observar la panorámica desde allí. Retomamos la marcha en dirección norte por un sendero poco definido hasta alcanzar un collado. Esto no es motivo para perderse ya que ladera está despejada y se ve de lejos el collado.
Una vez en él, hay que pasar junto a unas ruinas de unos corrales o refugios militares y descender al norte la ladera girando sobre ella, dejando la cima a la izquierda, hasta descender a una vaguada.
El sendero después de cruzar la vaguada sigue ahora más definido a la derecha NE. Girando sobre la ladera este y en unos minutos descendemos a la pista que desde el collado Ibola, circunda la cara sur del Espadán.
A la llegada a la pista desde la senda por donde veníamos, frente a nosotros arranca una pista forestal que sube al pico Espadán, solo tiene 750 metros de distancia. En el mismo rellano final arranca una senda que sin abandonarla nos lleva Pico de Espadán en unos 400 metros. Los primeros metros son muy exigentes. Antes del pico por la izquierda llega otra senda por el cordal.

Este es un punto estratégico de la visión de todo el entorno, Pico Rápita, etc.
El descenso lo haremos por el mismo camino hasta regresar a la pista principal. Desde esta pista principal solo tenemos que descender por ella por nuestra izquierda durante 2,5 kilómetros hacia el collado de Ibola. Hay que estar atentos para ver un sendero muy marcado baja a nuestra derecha y que deberemos seguir.
Sobre la cabecera del barranco de Almanzor, vamos a adentrarnos en el tramo más espectacular, quizás, del bosque de alcornoques de todo el Parque Natural de la Sierra de Espadán, algunos de ellos monumentales. Aquí el bosque se mezcla con frondosa vegetación junto al barranco con agua, desarrollando una frondosidad y exuberancia especial.
Ahora vamos a hacer un recorrido de 2 kilómetros por el barranco, vadeando varias veces el cauce, y por fin conectaremos con el camino que llega hasta allí. Cerca de la fuente de Almanzor, que debe su nombre a una leyenda que dice que en Almedíjar vivía Almázar, un joven guerrero musulmán. Un día se adentró en el bosque, herido gravemente por unos guerrilleros cristianos se dirigió al corazón del bosque. A lo lejos vislumbró una hermosa fuente y notó que algo sobrenatural lo atraía hacia ella, cuando llegó a la fuente, oyó una voz que le susurró que aquellas aguas lo sanarían. Fue entonces cuando apareció de entre los alcornoques una hermosa doncella que se le acercó cautelosamente y empezó a curarle las heridas con el agua de la fuente, cuando la miró a los ojos y ella le devolvió la mirada, sintió que un amor surgía de su interior, y dirigió su mirada hacia las heridas y vio que ya estaban curadas. Volvió a dirigir su mirada hacia ella, pero ya no estaba. Después de muchos días acudiendo a la fuente en vano,… un día apareció. Almázar, al verla, se arrodilló y le confesó su amor; no quería volver a perderla. Ella le respondió que ese amor era imposible. Ella no era lo que parecía, le dijo. Almázar, confuso le preguntó el porqué. Y ella empezó a contarle su historia. Muchos años atrás de que los musulmanes llegaran a la península, un hombre muy extraño que iba de paso, paró en la fuente y se enamoro de ella. Ella le contesto que amaba ya a otro hombre, y éste lleno de rabia y odio juró que si no era suya, no sería de nadie más y le echó una maldición que la hizo inmortal, manteniéndose tan joven y hermosa como el día que la conoció y no podría besar a ningún otro hombre que no fuera él. Antes de que ella pudiera acabar de contar la historia, Almázar no pudo resistir la tentación de besarla y cuando sus labios tocaron los de la chica, sintió que un dolor muy intenso le recorría todo el cuerpo y lo paralizaba. Éste chilló tan fuerte que resonó por todo el bosque. Minutos después era uno de los varios alcornoques que rodeaban la fuente. La chica, desesperada, se adentró entre las aguas de la fuente lamentándose de no haberle podido contar el desenlace de la maldición que volvió a cumplirse como tantas veces anteriores.

A partir de la fuente, el camino sigue muy de cerca el cauce de barranco durante 1,8 kilómetros. Pasaremos junto una vieja construcción La Caseta de Carbonero, en donde veremos un panel explicativo del oficio de carbonero. Después se desvía a la derecha para unirse a la pista que hemos tomado a la ida.
Solo nos queda descender por la pista un kilómetro hasta llegar a Almedíjar.
Gracias por la ayuda en la descripción de la ruta a www.senderosvalencianos.es
Hasta pronto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada