domingo, 8 de mayo de 2011

Domeño Viejo - Camino de Utiel

Fecha: 8/5/11
Tipo de ruta: Circular
Lugar de inicio: Domeño Viejo, Los Serranos, Valencia
Hora de inicio: 8 h 30 min
Duración: 4 h 20 min
Distancia: 13.79 Km
Dificultad: Media
Altura mínima: 269 m
Altura máxima: 642 m
Calificación (1-10): 8
Recorrido: Domeño Viejo – Camino viejo de Utiel – Horno de cal – Canal de benageber – Área de recreo del río Turia – Catarata de Domeño – Domeño Viejo.



Como llegar:
Salimos de Algemesí con dirección a Alginet, por la CV-525, justo antes de entrar en esta ultima población tomaremos la A-7, Autovía del Mediterráneo, con dirección a Valencia, desviándonos con dirección a Castellón, una vez hayamos pasado la población de La Cañada, nos desviaremos a nuestra izquierda por la CV-35, Autovía de Ademuz, con dirección a San Antonio de Benagéber, después pasaremos las poblaciones de La Pobla de Vallbona y Lliria y Casinos, sin abandonar la CV-35, llegaremos a la población de Losa del Obispo. Pasado unos 5 kilómetros después del pueblo de Losa del Obispo, entre los kilómetros 61 y 62 de la CV-35, nos desviaremos a nuestra izquierda por la carretera CV-3970, que nos conducirá al antiguo Domeño.

Comentario:
En esta ocasión vamos a realizar una ruta por las tierras en donde se hallaba ubicado el antiguo pueblo de Domeño, para después visitar la catarata y después de finalizar nuestra ruta visitaremos el Castillo de Domeño para intentar encontrar el Geocache que se encuentra escondido en el mismo. Hoy voy a poder disfrutar de nuevo de la compañía de mi hija, cosa que me satisface sobremanera.

Descripción de la ruta:
Esta semana la ruta transcurre por las cercanías de Domeño Viejo.
En el municipio de Domeño se da una situación especial, ya que existen Domeño y Domeño Viejo, siendo el mismo pueblo pero con situación geográfica distinta. El motivo fue la construcción del Embalse de Loriguilla en el año 1979. El núcleo de la población se trasladó el término municipal de Llíria alrededor de los años 80, principalmente al pueblo de Marines y a la Masía del Carril, puesto que el pueblo iba a ser derruido. Finalmente se derruyó en mayo del 2001. Fue el 7 de octubre de 1987, tras un largo proceso administrativo y previo dictamen favorable del Consejo de Estado, cuando Domeño obtuvo su municipalidad segregándose así de Llíria. El término de Domeño Viejo está gestionado por el Ayuntamiento de Domeño.
Una vez llegados al viejo y abandonado pueblo de Domeño dejaremos nuestro coche junto al puente que cruza el cauce del río Turia, junto a la ladera en que se asentaba el pueblo, del que ya no quedan ni vestigios. Es una zona que se inunda por la cola del pantano de Loriguilla, aunque raras veces ocurre.
Cruzaremos el puente sobre el río Turia y nos dirigiremos hacia la catarata y unos metros antes de llegar nos desviaremos por un camino a nuestra izquierda, caminando por la zona inundable del pantano, hasta llegar a un estrecho puente que cruza el río y que esta cerrado al paso de vehículos. Enfrente comienza un camino de herradura prácticamente perdido, muy cubierto de arbustos. Pero con paciencia localizaremos su emplazamiento, y nos iremos abriendo camino entre aliagas, espinos, muchos romeros, incluso pinos que algunos de ellos miden más de un metro. Es un camino con una pendiente cómoda, uniforme y prolongada, aunque un poco difícil de distinguir su trazado. He de decir que esta primera parte de la ruta hasta llegar al horno de cal es bastante difícil de seguir, pues la senda, sin ningún tipo de marcas, aparece y desaparece con facilidad, así que que sera muy recomendable el llevar el trazado en nuestro GPS, de lo contrario sera muy difícil seguirlo.
Después de un buen rato de caminar, y casi al final de este precioso y olvidado camino histórico Domeño-Utiel, hemos llegado a la cota más alta, 645 metros de altura.
Tras pasar la cota más alta unos 50 metros aproximadamente mas adelante, llegamos al camino consolidado en una curva. Junto a ella, podremos visitar un horno de cal en muy buen estado, y después de hacer unas fotos, continuaremos nuestra marcha.
Siempre de bajada, sin dejar este camino, llegamos al Canal de Benagéber, lo cruzaremos por un pequeño puente y emprendemos el último tramo en descenso y que nos lleva hasta el río Turia.
Una espléndida explanada de chopos junto con una zona de recreo con mesas y bancos nos da la bienvenida, y por un pequeño y bonito puente de madera, en muy buen estado, cruzamos a la margen izquierda del Turia, siguiendo por un camino no transitado por vehículos. Por la deriva propia de las aguas, nos quedamos sin camino en esta orilla, y tenemos que cruzar a la margen derecha, y tras unos centenares de metros, cruzamos de nuevo a la izquierda del río.

A partir de aquí, un camino perfecto y llano, discurre entre el río y la montaña, con abundancia de cañas y otra vegetación de ribera, incluso algunos algarrobos que nos recuerdan de nuevo a los antiguos vecinos de Domeño. Pasaremos junto a una central eléctrica, y llegaremos hasta un lugar de inexcusable visita, cual es la Cascada de agua que se encuentra junto al pueblo viejo de Domeño.

Cae desde una altura de unos 30 metros, confluyendo con los dos rios, Turia y Tuejar, que se unen junto al pueblo para abastecer al Pantano de Loriguilla. Caminando durante un par de kilómetros, llegaremos junto al viejo Domeño en donde podremos ver el Castillo de Domeño coronando un pequeño cerro junto al lugar donde se hallaba la antigua población. Cruzaremos el puente sobre el río Turia y llegaremos de nuevo al lugar en donde aparcamos nuestro coche al comienzo de nuestra ruta.

Hemos tomado nuestro coche y regresando por la carretera que llegamos encontraremos a nuestra izquierda el desvío que nos llevará al Castillo de Domeño. La carretera a Ademuz transcurre a sus pies, por lo que es perfectamente visible desde la misma. Su recinto ligeramente alargado y rectangular se adapta a la topografía del terreno.
Su origen es musulmán, y desde su estratégico emplazamiento en la confluencia de los ríos Túria y Xelva controlaba el paso desde Valencia a las poblaciones de la Serranía. El castillo debió ser abandonado después de la Reconquista, aunque fue rehabilitado en 1839 durante la Primera Guerra Carlista por el general isabelino Aspiroz.
Actualmente se encuentra en completa ruina, aunque conserva en relativo buen estado su recinto amurallado reforzado con torreones. También pueden observarse los basamentos de su torre de homenaje y diversas construcciones auxiliares. Después de visitar el castillo y de buscar y encontrar el Geocache que se halla escondido en el mismo, regresamos a nuestro coche y emprendemos el regreso a casa no sin antes parar a tomar una cerveza en Villar del Arzobispo.
Gracias por la ayuda en la descripción de la ruta a www.collacalderona.com
Hasta pronto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada