lunes, 21 de septiembre de 2015

PR-CV 419 Río Magro-Fuente Santa Catalina

Fecha: 20/9/15
Racimo de uvas

Tipo de ruta: Circular
Lugar de inicio: Requena, La Plana de Utiel-Requena
Hora de inicio: 7 h 19 min
Duración: 4 h 17 min
Distancia: 11.72 Km
Dificultad: Baja
Altura mínima: 651 m
Altura máxima: 739 m
Indice IBP: 32
Calificación (1-10): 7
Recorrido: Requena – Río Magro – Azud – Fuente Santa Catalina – Mas de Santa Catalina – Fuente Fuencaliente – Fuente de Flores – Requena.






Como llegar:
Salimos de Algemesí con dirección a Alginet, por la CV-525, justo antes de entrar en esta ultima población tomaremos la A-7, Autovía del Mediterráneo, con dirección a Valencia, una vez rebasado el establecimiento penitenciario de Picasent nos desviaremos por nuestra derecha por la circunvalación con dirección Madrid-Barcelona, continuando por la A-7, poco después nos desviaremos por la A-3, Autovía del Este, con dirección a Madrid, seguiremos por la A-3 y pasaremos las poblaciones de Cheste, Chiva, y Siete Aguas, para al llegar a la altura de la población de Requena en donde tomaremos la salida nº 291, por la N-III, bordeando la población hasta llegar a una rotonda en donde veremos una gasolinera a nuestra derecha y a nuestra izquierda el desvío de la N-322, hacia el Pontón. En este lugar encontraremos sitio para aparcar nuestro vehículo junto a una a la parte de enfrente de la gasolinera desde donde iniciaremos nuestra ruta de hoy.

Descripción de la ruta:
Esta semana la ruta discurre por las cercanías de Requena.
Comenzaremos nuestra ruta pasando a la parte derecha de la carretera N-322, saliendo de la rotonda por un camino paralelo a la carretera en donde veremos indicaciones hacia las pistas de atletismo. Enseguida comenzaremos a ver las primeras señales blancas y amarillas del PR. Muy pronto llegaremos al polideportivo con las pistas de atletismo su campo de rugby y demás instalaciones, lo dejamos a nuestra izquierda y continuamos por camino asfaltado. Este camino nos llevará hasta el mismo cauce del río Magro en donde continuaremos por nuestra derecha dejando el camino asfaltado por uno de tierra. Por sus características geográficas, el valle del río Magro nunca fue una ruta natural homogénea en toda su extensión. Esa heterogeneidad es lo que explica el hecho de que, a pesar de ser un río relativamente corto, haya recibido muchos nombres en tiempos históricos como río Juanes, Magro (o Magre en valenciano), Oleana (en la cuenca superior en tiempos árabes) Alcalá y Rambla de Algemesí, en su parte mas baja.
Este camino discurre por el margen izquierdo del río y pronto nuestro camino se convierte en senda siempre junto al cauce del río. Llegaremos a el cruce con un camino agrícola que cruza el río por un puente de cemento, y en donde nosotros continuaremos recto por la senda junto al río. En este tramo iremos viendo algunos postes bajos y algún que otro mas alto que nos indican el camino a seguir.
El nombre de rambla, aunque se refiere principalmente a la cuenca baja, señala el carácter torrencial de este río. El que se haya identificado a un mismo río con diversos nombres se debe a que el curso medio está formado por un desfiladero de difícil acceso y nunca ha sido una vía de comunicación normalmente utilizada, lo cual ha hecho que la división geográfica en tres nítidos tramos lo conviertan, al menos, en sentido figurado, en varios ríos con identificaciones distintas a escala local o comarcal. En cambio, tanto el curso superior como el inferior han sido las rutas naturales de norte a sur desde hace miles de años. 
Río Magro
Continuamos caminando por la senda que en algunas ocasiones está algo tupida de juncos , pero que nos presenta ninguna dificultad pues podemos continuar en algún tramo por nuestra derecha por los lindes de los campos de vides, que en esta época del año se encuentra repletas, de uvas, que varias cuadrillas que encontramos se dedican a recolectar. Pronto llegaremos a pasas junto a un pequeño azud, que sirve para retener algo el cauce del río. Nuestra senda continua siempre junto al río.
El Rio Magro, constituye una valiosa reserva de vida para una importante y delicada diversidad ornítologica, además de dar pie a que una vegetación característica de los medios acuáticos colonice sus remansos y aguas. Plantas como eneas sobre todo y puntualmente algún Carrizo consiguen formar cinturones palustres que son de escasa cantidad en algunos sectores fluviales. Justo en esos afloramientos es donde se pueden contemplar aves que llegan incluso a nidificar, como es el caso del Ánade Azulón y la Gallineta, que ponen una nota de vivacidad. Existen otras aves que se dejan ver en época de migración, como la Garza Real o el Martinete, limícolas como el Andarrios Grande y el Chico o incluso la más policroma de las especies de este medio, el Martín Pescador, que se ha llegado a observar en contadísimas ocasiones. Paseriformes nidificantes locales como la Lavandera Blanca y la Cascadeña suelen alimentarse de sus orillas así como el Bisbita Alpino, que sólo se presenta en el Magro durante el período invernal.
Siguiendo el trazado del río llegaremos al cruce con un nuevo camino que de nuevo atraviesa el rio, este camino es de tierra y nosotros lo cruzaremos siguiendo junto al río.
Como árboles representativos nos encontraremos con los Chopos, los Olmos y aunque menos habituales, también podemos encontrar Fresnos de hoja Pequeña, otra especie que se presenta en los bosques riparios del Rio Magro son los Alamos Blancos, y los abundantes Nogales.
Llegaremos a una zona que está algo mas poblada de arboles y en donde la senda se desvía por nuestra derecha para salir el cruce con una pista de tierra en donde veremos un poste direccional del PR. En este punto continuaremos por la pista hacia nuestra izquierda, para en unos 200 metros llegar a la Fuente de Santa Catalina, que la encontramos seca. 
Fuente Santa Catalina
Desde aquí regresamos por el mismo camino de ida hasta el cruce anterior y ahora continuamos recto siguiendo la dirección hacia la Fuente Fuencaliente. Pronto, llegamos a un nuevo cruce con un poste indicativo del sendero. Seguimos por nuestra izquierda abandonando el PR, por unos instantes para acercarnos a visitar esta masía que vemos cerca de nosotros y de la que nos llama la atención la gran chimenea que en ella podemos ver. Después de acercarnos hasta su entrada regresamos al cruce último, siguiendo recto por el cómodo camino agrícola de tierra, es el Camino Alto de Fuencaliente, y que entre amplios campos de vides repletas de uvas nos conducirá hasta la fuente de Fuencaliente. 
El amplio valle donde se encuentran las ciudades de Utiel y Requena, que constituye una comarca bien definida, constituyó una vía de acceso empleada desde hace mucho tiempo, tanto en sentido norte-sur, como este-oeste, es decir, que pone en comunicación la meseta manchega con la costa del Mediterráneo, al mismo tiempo que la región manchega con Aragón. Así, muchos de los pobladores de la zona y de la parte oriental de la provincia de Cuenca, procedían de Aragón y se establecieron aquí durante la Reconquista.
Llegamos a la fuente de Fuencaliente situada casi junto a la carretera N-III, y justo al lado de la entrada a los viñedos y bodegas del Pago de Tharsys. La fuente la encontramos seca también, pero nos detenemos aquí para dar cuenta de nuestros almuerzos. Una vez finalizado el almuerzo retomamos el camino hacia la Fuente de Folores, que ahora comienza a discurrir entre algunas edificaciones de campo. Después de pasar entre dos chalets nos encontramos con una bifurcación junto a un poste del tendido eléctrico, en donde continuaremos por nuestra izquierda. En unos 200 metros nos encontramos con una nueva bifurcación en donde continuaremos también por nuestra izquierda.
Poco después llegaremos al cruce con una nueva pista y un pos indicativo del PR a nuestra derecha que nos invita a seguir por nuestra derecha con dirección a la Fuente de Flores. Una vez llegados a la Fuente de Flores, la única de que mana un poco de agua, las encontramos en un cruce de caminos en donde nosotros debemos continuar por nuestra izquierda, siguiendo la indicación de un nuevo poste del PR, con dirección a Requena. 
Fuente Flores
Pasaremos junto a un par de pequeñas balsas de riego que sirven para el riego de los campos vecinos. Este camino nos llevará hasta el cruce con un camino asfaltado y un nuevo poste indicativo nos señala el camino a seguir por nuestra izquierda con dirección a Requena.
Comenzamos a entrar en la población y sin abandonar este camino llegamos a la altura del cruce con la carretera N-III, y la cruzaremos por un paso inferior a ella que encontraremos a nuestra derecha, una vez en el oto lado continuamos por nuestra derecha paralelos a la carretera , para en unos metros llegar a la la rotonda frente a la gasolinera, ahora solo tenemos que cruzar al otro lado y llegar hasta nuestro coche , dando así por finalizada nuestra ruta de hoy.
Gracias por la ayuda en la descripción de la ruta a www.requena.es
Hasta pronto.


No hay comentarios:

Publicar un comentario