martes, 20 de julio de 2021

Banyeres de Mariola - Castillo del Vinalopó - Toll Blau

El Toll Blau
Fecha: 18/7/21
Tipo de ruta: Circular
Lugar de inicio: Banyeres de Mariola, L'Alcoiá, Alicante
Hora de inicio: 7 h 8 min
Duración: 4 h 57 min
Distancia: 12.81 Km
Dificultad: Media-Baja
Altura mínima: 745 m
Altura máxima: 881 m
Índice IBP: 36
Calificación (1-10): 8
Recorrido: Banyeres de Mariola, cementerio – Camí de la Serra Mariola – Pla de les Animes – Cami del Buixcarro – Mas de la Rambla – Río Vinalopó – Font dels Brulls – Castell del Vinalopó – Mas de les Torretes – Font de la Coveta – Fabrica de Blanes – Toll Blau – Fabrica de Blanes – Banyeres de Mariola, cementerio.
Datos técnicos:

Cómo llegar:
Saldremos de Algemesí por la CV-42 con dirección a Alzira, para desde allí dirigirnos hacia Benimuslem por la CV-550 y desde allí con dirección a Alberique conectaremos con a la A-7, Autovía del Mediterráneo con dirección a Albacete. Tomaremos el desvío en la salida de Cerdá, por la CV-40, Carretera de Xativa-Alcoy, pasaremos por el túnel de l'Olleria, y dejaremos a nuestra derecha la población de Aielo de Malferit. Seguiremos por la CV-40 para tomar un desvío a nuestra derecha por la CV-81, que nos llevará después de pasar el polígono industrial El Pla, a la población de Ontinyent. Continuaremos por la CV-81 hasta llegar a la población de Bocairent, la que también dejaremos atrás sin abandonar la CV-81, hasta encontrar la señal en donde nos desviaremos por la CV-795, con
dirección Banyeres/Alcoy. A continuación nos encontraremos con una rotonda en donde debemos seguir por nuestra izquierda cruzando la CV-81 por medio de un puente, y en una segunda rotonda que encontraremos a continuación seguiremos por nuestra izquierda con dirección a Banyeres de Mariola. Pasaremos un par de rotondas más y cruzaremos la población entrando por la Avda. Ramón y Cajal a la izquierda de una gasolinera. Esta avenida nos llevará a un cruce en donde seguiremos por nuestra derecha por la calle la Creu en donde nos encontramos con el paso prohibido y continuamos por nuestra izquierda, siguiendo las señales de polideportivo y cementerio. Continuamos pues por la calla Valencia, que asciende por nuestra izquierda, y nos conduce al cruce con la Avda. 25 de Abril, continuando por nuestra derecha. Esta avenida no acercará hasta las paredes del cementerio en donde encontraremos sitio para poder aparcar nuestro coche para dar comienzo a nuestra ruta de hoy.

Descripción de la ruta:
Esta semana la ruta discurre por las cercanías de Banyeres de Mariola.
Comenzaremos nuestro recorrido hoy desde el lugar en donde hemos aparcado nuestro coche, junto a las paredes del cementerio y continuaremos, cruzando este camino asfaltado por el que hemos llegado con el coche, continuando por una ancha pista, en donde veremos un poste del tendido eléctrico, es el Camino de la Sierra de Mariola, que no abandonaremos durante casi la mitad de nuestro recorrido, y que va subiendo poco a poco entre pinos blancos, piñoneros y algunos pinos rodenos que consiguieron salvarse de los incendios, y además un montón de pimpollos. Tan solo habremos recorrido unos 700 metros y abandonamos el término municipal de Banyeres de Mariola para entrar en el de Bocairent, por lo tanto abandonamos la comarca de l’Alcoiá y la provincia de Alicante para entrar en la comarca de la Vall d’Albaida, en la provincia de Valencia. Iremos siguiendo las señales del PR-CV 4 , blancas y amarillas que iremos viendo. A un kilómetro aproximadamente sale a la derecha, entre olivos, el camino de la Casa Nora, una masía imponente sombreado por grandes pinos. Siempre iremos dejando de lado todos los caminos secundarios que nos salgan a derecha e izquierda, siguiendo el camino más marcado.
Pronto pasamos junto a un campo de olivos, que veremos a nuestra derecha, y seguimos entre la espesura de los pinos. Las tierras que recorremos son rojizas. La presencia de carrascas, estepa, coscoja, romero y aliaga es evidente. Ya vemos a nuestra izquierda el Morro de Porc, no es una cima de gran magnitud, es apenas una llometa que sobresale un poco del resto de la sierra para tener un remate rocoso.
Después de recorridos unos 1500 metros desde el camino que entraba en la Casa de Nora cuando estaremos situados debajo del Morro de Porc, nos tenemos que fijar en una senda que nace a nuestra izquierda entre la espesura del matorral, frente al bancal de olivos, situado a nuestra derecha y que tiene una caravana instalada en el mismo. Tiene un mojón de piedra en su inicio. Por ese sendero se inicia la subida a la cima del Morro de Porc, en unos 10 minutos o poco más. Nosotros ya la ascendimos en otra ocasión y en esta continuaremos recto por el Camino de la Sierra Mariola. poco a poco y sin abandonar esta ancha y cómoda pista nos vamos acercando al Pla de eles Animes, zona que comienza a estar algo mas poblada de casas de campo y chalets. Pronto llagaremos a un nuevo cruce el que veremos un poste indicativo y en donde debemos continuar por nuestra derecha siguiendo la indicación del GR a Banyeres de Mariola. 
Cruce en el Pla de les Animes

En unos metros veremos un par de desvíos a nuestra derecha pero son de caminos particulares que nosotros obviaremos, continuando por la ancha pista.
Caminamos ahora por el Camí del Buixcarro y lo haremos durante unos 1.1 kilómetros para llegar junto al Mas de la Rambla , que se encuentra en buen estado. Seguimos adelante y en unos metros cruzamos la rambla que pronto se convierte el río Vinalopó. Nada mas rebasar la rambla a nuestra derecha veremos un pequeña estación meteorológica y un transformado eléctrico, entre ambos sale una senda que será por la que debemos seguir dejando la pista. Esta rambla que atravesamos es en realidad el cauce del río Vinalopó en su parte alta, río que en realidad nace en las cercanías del Pla de Bodí y que discurre de forma subterránea hasta comenzar a emerger en la Font del Brulls.
Esta senda discurre junto al cauce seco del río Vinalopó, que cruzaremos en varias ocasiones, senda fácil de seguir, pues encontraremos algunas marcas blancas y amarillas. Recorreremos cerca de 1.7 kilómetros desde que cruzamos la rambla hasta llegar a la Font dels Brulls. Esta es la zona en donde comienza a aparecer el agua en el cauce del río, seguimos adelante por esta senda y pronto llegaremos al Más de les Torretes y sobre el podemos observar el Castillo del Vinalopó. El acceso se hace por un camino cementado a nuestra izquierda y siguiendo una senda que en pocos minutos nos llevará al castillo.
El castillo del Vinalopó es una construcción de los moriscos que se encuentra dentro del Parque Natural de Sierra Mariola. Son los restos de una fortaleza árabe construida en los siglos XII-XIII, aupada a un risco próximo al nacimiento del rio Vinalopó, en el Parque Natural de Sierra Mariola. Se conserva el muro este de la torre del homenaje así como varios lienzos de la muralla. Se trata de una pequeña fortificación que servía de refugio a los habitantes de las alquerías próximas, levantada seguramente en los siglos XII y XIII, poco antes de que estas tierras fueran anexionadas por Jaime I en 1248.
Hoy podemos observar de su envergadura, tan solo los escasos restos que se mantienen en pie, pero estos mismos nos transmiten su poder estratégico y defensivo. Se puede apreciar que fue una pequeña fortificación consistente en un recinto murado de forma cuadrangular asimétrica, aproximadamente de 250 metros cuadrados.
Restos del castillo del Vinalopó

 El ángulo NE. del interior de dicho recinto contiene un lienzo de siete metros de altura con dos troneras o aspilleras en la parte más alta, correspondiendo a una torre que pudo haber alcanzado una altura de diez metros, siendo su arquitectura cuadrangular con medidas en el interior de su base de 4’80 x 4’50 metros, estando la puerta de acceso a la misma en el muro SW. En dicho lienzo, se pueden observar dos pequeños rellanos, lo que indicaría la existencia de dos pisos, situados uno de otro a 2’40 metros, con lo que posiblemente la torre en cuestión encerrara tres plantas, accediendo a ellas por medio de escalera abatibles.
Asimismo dentro del recinto murado había un amplio patio de armas y, por la cantidad de fragmentos de tejas que se pueden observar en el lugar, pudiera ser que tuviera una dependencia frente a la torre, adosada al muro SW del recinto murado, cubierta a un agua. Desde su estratégica posición se llega a divisar un amplio territorio a la redonda de innumerables lomas montañosas, lo que da idea de su vital importancia para controlar la zona. Su datación resulta algo difícil de determinar ya que es una edificación muy poco conocida documentalmente, pero debió de construirse como puesto defensivo o militar. Hay quienes lo sitúan originariamente entre las últimas décadas del siglo XII y las primeras del siglo XIII, correspondiendo a la última etapa de la dominación islámica de la dinastía Almohade.
Asimismo se tiene que tener presente que tal fortificación no se menciona como existente, en ningún documento después de la reconquista del rey don Jaime I, como así se puede apreciar en la Carta Pobla de Bocairent fechada en Xàtiva el 11 de marzo 1255, cuando dice: “castell y vila de Bocairent, el castell i la vila
d’Agres…i el castell de Mariola”, lo que da a suponer que se construyó posteriormente a dicha hazaña, e incluso posterior a la muerte del mismo, (27 de julio de 1276).
Del mismo modo, tampoco hay documento que lo refleje posteriormente a dicha fecha, sucediendo lo contrario con los castillos mencionados de Barxell y Penella que sí la poseen. Por algún motivo concreto, quizás para la defensa de alguna alquería cercana y, la función recaudatoria de impuestos a la misma, sobre todo de contribuciones en especies: trigo, avena, aceite, incluso ganado, y por las características comentadas, más bien se podría encuadrar su construcción a finales del siglo XIII, posiblemente al mismo tiempo que la construcción de los amurallamientos inferior y superior del castillo de Banyeres, no incluyendo en ello su esbelta torre, la cual es de época anterior.
Una vez visitado el castillo regresamos por la misma senda que hemos utilizado en el ascenso para llegar de nuevo al camino junto al Más de les Torretes en donde continuaremos por nuestra izquierda, una vez dejado atrás el más encontraremos una bifurcación de sendas en donde debemos seguir por nuestra derecha junto al cauce del río, esta senda en unos 400 metros nos conducirá hasta la Font de la Coveta, el manantial más conocido como nacimiento del Vinalopó, lo encontramos a la izquierda del camino, siendo un buen lugar para hacer una parada y refrescarse.
Font de la Coveta

 La Font de la Coveta es un manantial que brota, de forma sosegada y con aguas cristalinas, desde el interior de una pequeña cueva. El servicio que ofrecía, antaño, era el de comprobar el nivel de las aguas y regularlas en función de las existencias y necesidades.
A partir de aquí y entre pequeñas pozas, saltos y remansos, el joven río corre alegre y transparente, con aguas limpias y repletas de vida, al abrigo de un bosque de ribera compuesto por chopos, olmos, juncos, y otras especies.
Una vez dejamos atrás la Font de la Coveta en cualquier lugar de estos podemos decir que este es el lugar elegido donde relajarse y disfrutar de la naturaleza., y como no, de nuestro almuerzo. Junto al cauce del río nos detenemos a reponer fuerzas, y nada mas terminar continuamos por esta senda que discurre junto al río hasta llegar a la Fábrica de Blanes o Molí de Dalt, antiguo molino de harina que se reconvirtió fábrica de papel. Estas instalaciones también se encuentran valladas, incluso un pequeño puente que cruza en este punto el río, por el que ya discurrimos paralelos.
La historia de la Fábrica de Blanes, es muy parecida a la del molino de la Campana, situado algo mas adelante. Ambos tienen una chimenea y también fueron fábricas de harinas, en un principio y de papel posteriormente. Ambos son molinos como mucha historia. Nació como molino harinero sobre1972, pero más tarde se convirtió en molino de papel, sobre el 1810, donde se hacía fundamentalmente papel de fumar. Entre 1855 y 1968 se transformaron en factoría textil. Actualmente están abandonados y en ruinas. Siendo algo peligroso adentrarse en él, ya que se pueden producir desprendimientos del techo, del suelo, etc. Además, la naturaleza se lo está tragando, y ha crecido vegetación a su entorno y dentro de él. En su interior aún se conserva parte de la maquinaria que hace muchos años dejó de funcionar.
Una vez cruzado el pequeño puente de la fábrica de Blanes continuaremos dejando atrás la fábrica, al minuto tomaremos el camino o senda de la derecha, para bajar al lecho del río. Una vez bajemos por aquí, llegaremos a un pequeño paso a modo de puente y al primer punto de contacto con el río, que no cubre apenas más de los tobillos. Es a partir de aquí, antes de adentrarnos en el río, cuando nos colocaremos el calzado adecuado, para no resbalarnos, y poder continuar por el cauce del rio que llegará a cubrirnos por encima de nuestra rodillas. Recorremos unos metros por el mismo cauce del río y finalmente, llegaremos al Toll Blau.
El Toll Blau es una preciosa poza de agua de colores turquesas, con pequeñas cascadas, que se ubica en pleno Parque Natural de la Serra de Mariola (en el término de Bocairent, Valencia), casi en los límites provinciales de Alicante y Valencia, perfecta para refrescarse y darse un baño en plena naturaleza.
No hace falta viajar muy lejos hasta otro rincón o provincia de España, o incluso fuera de la península, para encontrar espacios espectaculares, dignos de postal y para enmarcar. En este caso, en el día de hoy, os hablamos de uno de los más lugares más espectaculares de la Comunidad Valenciana que hemos visitado: el Toll Blau, una preciosa poza de agua con colores turquesas, y pequeñas cascadas, ubicada en el término municipal de Bocairent (Valencia), perfecta para refrescarse y darse un baño en plena naturaleza.
 
Refrescando en el Toll Blau

Una vez llegados al Toll Blau debemos tener cuidado de no resbalaros si queremos bañaros en la poza, podemos descender hasta ella por las cascadas a modo de escalera, por la parte de la derecha, estas pueden ser resbaladizas. El centro de la poza cubre más o menos hasta la altura del pecho, y uno de los laterales os permitirá acercaros a otros puntos para tomar instantáneas desde otros ángulos.
Cuenta la leyenda que recibe su nombre del brillante color azul que tienen las piedras preciosas del fondo de la poza, y que un agujero, “El Engolidor”, se tragaba a todo aquel que intentaba acercarse a verlas.
Una vez hemos disfrutado de este paraje regresaremos por el mismo camino, por el cauce del río hasta llegar al lugar en donde de nuevo nos colocaremos las botas y pasaremos por delante de la Fabrica de Blanes sin cruzar el pequeño puente tomaremos una senda por nuestra izquierda por delante de la misma fabrica, por este camino recorreremos unos 750 metros y llegaremos aun cruce en donde continuaremos por nuestra derecha por un camino cementado.
Desde este ultimo desvío recorremos otros 750 metros por el camino cementado y llegaremos a entrar de nuevo en el termino municipal de Banyeres de Mariola, abandonando el de Bocairent, a partir de aquí vemos ya algunas construcciones de chalets y enseguida llegamos a pasar junto al polideportivo municipal, que dejaremos a nuestra izquierda, y en donde al llegar el final del mismo polideportivo, continuaremos unos metros por nuestra derecha y de nuevo habremos llegado junto al cementerio y al lugar en donde dejamos nuestro coche y en donde daremos por finalizada nuestra ruta de hoy.
Gracias por la ayuda en la descripción de la ruta a www.serramariola.org y www.aculliber.com
Hasta pronto.

TRACK

No hay comentarios:

Publicar un comentario