domingo, 27 de febrero de 2011

Ruta Manuel - La Font Amarga

Fecha: 27/2/11
Tipo de ruta: Circular
Lugar de inicio: Manuel, La Ribera Alta, Valencia
Hora de inicio: 7 h 50 min
Duración: 2 h 56 min
Distancia: 8,88 Km
Dificultad: Baja
Altura mínima: 33 m
Altura máxima: 113 m
Calificación (1-10): 6
Recorrido: Polideportivo de Manuel – Paraje de las Salinas – Paret de les Bales – Cruce de caminos – La Font Amarga – Cruce de caminos – Bunquer – Paraje de las Salinas – Paret de les Bales – Cruce de caminos – Paret del Moro – Mirador – Paraje de las Salinas – Polideportivo de Manuel.



Como llegar:
Saldremos de Algemesí por la CV-42, para dirigirnos hacia Alzira, para desde allí, y antes de salir de la población nos desviaremos a nuestra derecha para seguir por por la CV-41 con dirección a Carcagente, población que bordearemos dejándola a nuestra izquierda y dirigiéndonos hacia La Pobla Llarga, la que dejaremos también atrás sin abandonar la CV-41. Pasaremos junto a la población de San Juan de l'Enova, y poco después llegaremos a Manuel, pasaremos la primera rotonda y en la segunda entraremos en la población por la calle Felix Rodriguez de la Fuente, llegaremos a una pequeña rotonda en donde nos desviaremos a nuestra derecha y cruzaremos el río, y enseguida veremos el polideportivo, lugar en donde aparcaremos nuestro coche y que será el punto de inicio de nuestra ruta.

Comentarios:
En principio quería seguir la ruta botánica, pasando por la la Font Amarga, pero debido a que la distancia ha sido bastante corta he decidido enlazar con la ruta histórica en el paraje de las Salinas. Esta ultima ruta no lo he completado pues he perdido las señales a mitad de camino y he decidido regresar la paraje de las Salinas por una senda que era seguro que me llevaría al citado paraje y de allí al polideportivo.

Descripción de la ruta:
Esta semana la ruta transcurre por las cercanías de Manuel.
Esta ruta empieza junto al actual Polideportivo Municipal, antiguo Campamento militar, bordearemos la valla del polideportivo y por le derecha llegaremos a la zona donde se prevé la construcción de un espacio de Turismo Rural, también podremos llegar asta el mismo lugar atravesando el polideportivo en el caso de se encuentre abierto. Cruzamos el puente por donde pasa la carretera CV-41 Xàtiva-Manuel y accedemos en el paraje natural de las Salinas. A la izquierda se puede observar la antigua explotación salinera que estuvo activa hasta el final del siglo XIX. En este punto encontramos un mural con un mapa de toda la ruta que vamos a realizar.
Continuamos recto en dirección Oeste hasta que nos encontraremos con una pequeña elevación sin vegetación y con algunos desprendimientos de tierras, formados por las aguas de lluvia. Esta pequeña elevación es donde los militares realizaban sus prácticas de tiro. En el pueblo se la conoce como “La pared de las balas”.
En este punto nos podemos parar una rato para observar el material que caracteriza el paraje natural. Son materiales muy antiguos ya que pertenecen al Triásico Superior. Son potentes areniscas (de hasta 40m) que llaman popularmente “Arenisques de Manuel”. En general, están enrojecidas y se entrelazan con el rodeno. También encontramos lodos de color morado y de colores variados. En la parte superior encontramos capas de Jacinto de Compostela y nódulos silícicos. También hay depósitos de sulfatos y carbonatos limonados de color amarillento.
Además, hay la superposición de canales tipo Braided con dunas conocidas con el nombre
de “Climbing ripples”. Se observa además depósitos de un sistema aluvial de facies distals sobre la llanura de lodos. Esta serie detrítica constituye un avance de las series del margen de la cuenca.
Cogemos la senda que queda a la derecha de la elevación y nos adentramos en una zona de umbría.
Esta senda es un pequeño barranco entonces dependiendo de la época del año lo podemos encontrar con algunos desprendimientos de tierras, formados por las aguas de lluvia.
Mientras caminamos por esta senda podemos ir observando la vegetación de sombra típica de los bosques mediterráneos. Debido a la altitud (menos de 150m), nos encontramos con un suelo Termomediterrani. La vegetación clímax de este suelo debería ser la Carrasca (Quercus ilex), pero debido a los incendios, deforestación y posterior repoblación, lo que encontramos es una capa de sustitución donde predominan:
- Formación arbórea el Pino carrasco (Pinus halepensis).
-Formación arbustiva: Lentisco (Pistacia lentiscus), Coscoja (Quercus coccifera), Palmito
(Chamaerops humilis)
-Formación herbácea: Romero (Rosmarinus officinalis), Timonet (Thymus vulgaris),
Petorret (Erica multiflora), Esparraguera (Asparagus acutifolius), Aliaga (Ulex
parviflorus), Esparto (Stipa tenacisima), etc.
Continuamos por la senda hasta que llegaremos a un cruce de caminos. El camino que nos queda a la derecha es el que nos lleva a la Pared del Moro. El camino que queda a nuestra izquierda es por el que debemos continuar a nuestro regreso de la Font Amarga. Finalmente, el camino que queda frente a nosotros es el que nos conducirá a la Fuente Amarga, ya en el término de Villanueva de Castellón. Encontraremos un poste indicativo de ruta ciclista a la Font Amarga, lo seguiremos y llegaremos a un llano en donde seguiremos a nuestra izquierda, al fondo veremos como unos muros,nos dirigiremos hacia ellos y allí encontraremos la Fuente Amarga. Después de beber comprobaremos el porque del nombre, pues el agua en realidad es amarga. Saldremos de la fuente por la carretera asfaltada a nuestra derecha y enseguida regresaremos al llano anterior y desde este regresaremos retrocediendo sobre nuestros pasos hasta el cruce de caminos anterior.

Una vez en el cruce cogemos el camino de nuestra derecha, la senda botánica por la solana y llegaremos a una bifurcación, siguiendo las señales blancas y verdes. A la izquierda encontramos una senda que baja a la “Pared de las Balas” otra vez. Podemos coger esta variante que es mucho más corta, pero más peligrosa ya que hay una importando pendiente.
Si decidimos coger el camino de la derecha, que es más ancho, continuamos caminando y llegaremos a una elevación donde se puede observar en la parte más elevada un búnker. Se trata de uno pequeño habitáculo que demuestra los años que esta cordillera fue propiedad de el ejercito, ya que en este paraje los soldados realizaban prácticas de tiro y maniobras relacionadas con la vida militar.

Bordeamos el búnker, saliendo de nuevo ala pista por la que caminábamos y empezamos a bajar sin dejar el camino. Pasaremos por unas edificaciones. La primera de ellas es una explotación familiar de agua salada. Este último tramo del camino también es un pequeño barranco por el que, como al caso anterior, nos podemos encontrar con numerosos desprendimientos de tierras, formados por las aguas de lluvia, si decidimos realizar la ruta en época de lluvias torrenciales.
Llegaremos a l'Ullal de Las Salinas, a nuestra derecha. Se trata de una pequeña surgència de agua que, debido a la composición de los materiales por los que atraviesa el agua para surgir en la superficie, aflora en forma de agua salobre.

Nos encontramos de nuevo el paraje de las Salinas, seguiremos por nuestra izquierda por el mismo camino, pasando de nuevo por la Paret de las Balas, siguiendo la misma senda llegaremos de nuevo al cruce de caminos, en donde esta vez nos desviaremos a nuestra derecha con dirección a la Paret del Moro.
La Paret del Moro, o torre vigía fue construida en el siglo X, por los musulmanes con la finalidad de vigilar la linea del río Jucar. También se utilizaba para comunicarse con las diferente ermitas como son la de Santa Ana, El Puig, els Castells de Xativa, Castell Menor, Castell Major y el Castell de Castelló de la Ribera. Las formas de comunicación eran las siguientes: En los días nubosos se hacían las señales con banderas en los soleados con espejos y por las noches se hacían con fuego. La torre tenia una altura de 10 metros, 4 metros cuadrados de anchura y 100 metros cúbicos de capacidad, sus paredes estaban formadas por ventanucos en forma de cañones de ladrillo y en la parte mas alta.

Regresaremos a la senda y seguiremos por nuestra derecha, en una bifurcación seguiremos por la derecha y enseguida llegaremos al Mirador en donde veremos unas bonitas vistas con el paraje de las Salinas a nuestros pies. A partir de aquí fue donde perdí las señales y decidí regresar bordeando la montaña, sin perder de vista al fondo el paraje de las Salinas, hacia el puente que cruza la carretera CV-41 al principio del Paraje de las salinas, y desde aquí al polideportivo y al punto final de la ruta de hoy.
Gracias por la ayuda en la descripción de la ruta a www.pobledemanuel.es
Hasta pronto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada