domingo, 5 de junio de 2011

PR-CV 124.1 Los Cerros de Sinarcas

Fecha: 5/6/11
Tipo de ruta: Circular
Lugar de inicio: Sinarcas, La Pana Utiel-Requena, Valencia
Hora de inicio: 7 h 49 min
Duración: 3 h 48 min
Distancia: 13.37 Km
Dificultad: Media
Altura mínima: 848 m
Altura máxima: 1048 m
Calificación (1-10): 7
Recorrido: Centro de Turismo Rural Las Viñuelas – Cerro Carpio – Collado de los Cerros – Cerro San Cristobal – Cruz del Manquillo – Cañada trashumante y viñedos – Las Herradas (caserío y pinares) – Refugio La Grana – Centro de Turismo Rural Las Viñuelas.



Como llegar:
Salimos de Algemesí con dirección a Alginet, por la CV-525, justo antes de entrar en esta ultima población tomaremos la A-7, Autovía del Mediterráneo, con dirección a Valencia, desde aquí nos desviaremos por la A-3, Autovía del Este, con dirección a Madrid, seguiremos por la A-3 y pasaremos las poblaciones de Cheste, Chiva, y Siete Aguas, para al llegar a la altura de la población de Requena y desde aquí nos dirigiremos a Utiel. Antes de entrar en esta población nos tomaremos la salida nº 278 y nos desviaremos a nuestra derecha por la N-330, y esta carretera nos llevará, sin abandonarla a Sinarcas. Cruzaremos la población y antes de salir de la misma, nos desviaremos a nuestra derecha con dirección al Centro de Turismo Rural Las Viñuelas, situado en el Camino de Lobos-Lobos. Antes de salir de la población veremos a nuestra derecha las instalaciones de la Cooperativa Vitivinicola y a nuestra izquierda una bascula, aquí aparcamos nuestro coche y damos comienzo a nuestra ruta.

Descripción de la ruta:
Iniciamos esta ruta situándonos frente a las instalaciones de la Cooperativa Vitinicola y salimos de la población por el camino Lobos-Lobos con dirección al Centro de Turismo Rural Las Viñuelas, justo antes de llegar al Parque de Bomberos veremos un camino a nuestra derecha y que atravesando unos chalets de nueva construcción nos conducirá hasta un deposito de agua.
Comenzaremos a ver el Cerro Carpio con sus antenas en lo alto del mismo. Una vez hayamos llegado al deposito de agua, y a la altura de éste, lo bordearemos y tomaremos un camino que sale por detrás del mismo y tiene unas piedras para impedir el paso de vehículos y que nos mete en un denso pinar, después de atravesar algo de monte bajo. Antes de coronar la cumbre nos encontramos con una señal tirada en el suelo, que nos dirige por nuestra izquierda a unos miradores desde donde podemos tomar un poco de aire mientras contemplamos las vistas. Nosotros continuaremos por la derecha con dirección al Cerro Carpio. El resto de la subida al cerro es lo más duro del recorrido ya que la pendiente es algo pronunciada. subimos por unas pequeñas escaleras de piedra, al final de ésta, nos cruzaremos con una pista forestal que tomaremos a la izquierda, ya solo nos queda llegar hasta las antenas y al mismo vértice geodésico situado en su cima.

El Cerro Carpio es un impresionante mirador en medio de la planicie y rodeados de bosques campos de cereales, viñas, con las siguientes montañas ante nuestros ojos, la Campana, la Atalaya, Pico Rope y Pico Cinco Pinos, Sierra del Negrete, La Bicuerca, Cerro Cardete, El Molón (con su poblado Ibérico), y a la lejanía, escondido de la vista el Pantano de Benagéber.
Comenzamos a descender por el mismo camino de subida y al llegar al cruce de la senda con la pista forestal, continuamos por la senda a la derecha. Si continuásemos por la pista, nos baja hasta el collado entre el Carpio y el cerro de San Cristobal, y unos metros antes de llegar, veríamos a nuestra derecha la salida de un sendero señalizado del PR-CV. Es la senda por la que saldremos nosotros.
Una vez llegados al punto en donde encontramos la señal tirada en el suelo continuaremos por nuestra derecha con dirección al Mirador del Carpio, es solo un centenar de metros pero vale la pena acercarse hasta el mismo. Desde el mirador podemos disfrutar de hermosas vistas, aunque desde un punto mas bajo del que lo hemos hecho en el Cerro Carpio. Regresaremos de nuevo por el mismo camino hasta el siguiente cruce en donde nos desviaremos a nuestra izquierda por la senda que nos conducirá a la pista forestal que desciende del Cerro Carpio. Continuaremos por la pista a nuestra derecha y enseguida llegaremos al collado en una curva veremos a nuestra izquierda dos sendas la de la derecha con opción a subir al cerro S.Cristobal, y la de la izquierda la que seguiremos al bajar del Cerro San Cristobal.
El Cerro San Cristobal, donde hasta el siglo XVIII se encontraba la ermita que da nombre al cerro y todavía podemos encontrar restos de la cultura ibérica además de disfrutar de las vistas con La Relamina, el Pelado, el Collado de Las Fieras, el Pico Ranera, Pie Mulo, los parajes escondidos de La Toba, el Picarcho, la Sierra de Javalambre.
Regresaremos por el mismo camino hasta el cruce del collado, mencionado anteriormente y continuaremos, ahora por nuestra derecha, por pista . A partir de este punto empieza la parte más bonita, un paseo entre pinos por una senda realmente encantadora. Este paisaje es el que nos acompañará durante casi el resto de la ruta. Nos dirigiremos hacia el Bosque, una vez descendidos del cerro a nuestra derecha durante 1,2 kilómetros con un cambio de dirección al llegar a un poste indicativo con las direcciones a nuestra izquierda al Refugio de la Grana y a la derecha a Las Herradas, nosotros continuaremos por la derecha hasta que nos introducimos en el alma del Bosque,por un camino a nuestra izquierda abandonando el que llevábamos, caminaremos rodeados de pino carrasco y además, escondidos, podemos encontrar enebro, romero... Seguimos el camino hasta que salimos del bosque y encontramos los campos de viñas.
Nos encontraremos con varias bifurcaciones durante nuestro recorrido y aunque no hay excesivas señales verticales, nos podremos guiar bien por las señales pintadas, situadas en casi todos los cruces y bifurcaciones, y que nos indicarán el camino correcto.
Nos encontramos en las Viñas del Cerro, rodeados de un paisaje verde de viñedos y dorado de cereales con extensos pinares ante nuestros ojos. Después de este regalo para la vista, desde aquí nos dirigimos hacia el S unos 400 metros, hasta un camino ancho donde ponemos rumbo OSO durante 300 metros hasta cruzarnos con el camino de la Lurdilla donde giramos hacia la derecha unos 150 metros para enseguida encaminarnos a nuestra izquierda y meternos en bosques de pino Rodeno, donde mantenemos el rumbo durante unos 400 metros continuando el camino guiados siempre por las señales que iremos encontrando y que por eliminación nos irán guiando, y disfrutar de los ejemplares enormes de pino rodeno hasta llegar al conocido como Caserío de las Herradas.

El Caserío de las Herradas, es un paisaje amplio rodeado de árboles como el álamo temblón fácil de identificar por sus hojas. La ruta rodea el caserío por su derecha, y nos encamina en dirección norte, para comenzar el camino de vuelta hacia Sinarcas. De nuevo, la ruta entre pinos hace las delicias de los senderistas.
Llegaremos a un cruce en donde encontraremos un poste indicativo de la coincidencia del GR-238 y PR-CV 124.1, nosotros continuaremos por nuestra izquierda con dirección a Sinarcas. Después de caminar durante unos 450 metros hasta cruzarnos de nuevo con el Camino Lurdilla, que lo cruzaremos, seguimos recto por la pista que llevábamos, prácticamente, durante 1,3 kilómetros hasta llegar al Refugio de La Grana. El último tramo hasta La Grana tiene una ligerísima pendiente durante algunos metros.

El Refugio La Grana, donde podemos descansar o guarecernos de la lluvia o tormentas, en caso de fuera necesario. Seguimos por el mismo camino manteniendo el rumbo NNO durante unos 2,1 kilómetros aproximadamente, luego giramos al O y se nos aparecerá la población de Sinarcas.
Una vez en la población de Sinarcas y después de tomar una cerveza para refrescarnos un poco, daremos por finalizada nuestra ruta.
Gracias por la ayuda en la descripción de la ruta a www.senderosrequenautiel.com
Hasta pronto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada