domingo, 1 de junio de 2014

Villatoya - El Ripoll

Fecha: 1/6/14
Tipo de ruta: Circular
Lugar de inicio: Villatoya, La Manchuela, Albacete
Hora de inicio: 7 h 39 min
Duración: 4 h 1 min
Distancia: 10.38 Km
Dificultad: Media
Altura mínima: 378 m
Altura máxima: 557 m
Indice IBP: 61
Calificación (1-10): 8
Recorrido: Villatoya – Área recreativa río Cabriel – Balneario Fuente Podrida – Refugio de ganado – El Ripoll I – El Ripoll – Fuente del Cabriel – Balneario Fuente Podrida – Manantial – Pasarela sobre el río – Área recreativa río Cabriel – Villatoya.


Como llegar:
Salimos de Algemesí con dirección a Alginet, por la CV-525, justo antes de entrar en esta ultima población tomaremos la A-7, Autovía del Mediterráneo, con dirección a Valencia, una vez rebasado el establecimiento penitenciario de Picasent nos desviaremos por nuestra derecha por la circunvalación con dirección Madrid-Barcelona, continuando por la A-7, poco después nos desviaremos por la A-3, Autovía del Este, con dirección a Madrid, seguiremos por la A-3 y pasaremos las poblaciones de Cheste, Chiva, y Siete Aguas, para al llegar a la altura de la población de Requena en donde tomaremos la salida nº 291, por la N-III, bordeando la población hasta llegar a una rotonda en donde nos desviaremos por nuestra izquierda por la N-322, hacia el Pontón. Dejaremos atrás la población del Pontón sin abandonar la N-322, llegaremos a Los Isidros. Una vez hayamos dejado atrás Los Isidros y sin abandonar la N-322 llegaremos al desvío para entrar en la población de Villatoya. Nos desviaremos por la N-322a que después de cruzar el río Cabriel por un puente nos conducirá hasta la población de Villatoya. Nada mas entrar en la población en la primera curva veremos a nuestra izquierda la Posada de Villatoya , enfrente de la que aparcaremos nuestro coche para dar comienzo a la ruta de hoy.

Descripción de la ruta:
Esta semana la ruta discurre por las cercanías de Villatoya.
Villatoya es un municipio de la provincia de Albacete ubicado en la comarca de La Manchuela al noreste de la provincia de Albacete, cuenta con una aldea llamada Cilanco. Situada en pleno valle de río Cabriel, uno de los ríos más limpios de Europa. Las laderas del valle están revestidas de amplios pinares y salpicadas de distintas fuentes, junto con el río Cabriel que discurre junto a la población, dando lugar a una sucesión de pozos azules, remansos transparentes y rápidos de aguas bravas de espectacular belleza, por una geografía salvaje.
Villatoya se documenta que en los primeros años del siglo XIV pertenecía a la jurisdicción de Jorquera, aunque por el año 1429 consiguió su independencia y pasó a tener jurisdicción propia.
Fue en 1576 Don Diego de Zúñiga y Fonseca, Abad de Parraces, quien declaraba haber comprado Toya y Cilanco, bajo el consentimiento de Felipe II y refrendó de su secretario, Don Pedro de Escobero.
Don Diego Zúñiga, fundó el mayorazgo de los Zúñiga, familia que durante varias generaciones sería dueña del término de Toya y sus anejos. Años después, el 20 de Septiembre de 1621, a uno de sus descendientes, Don Diego Lopez Zúñiga y Velasco, se le concedió el título de Marques de Baides, para si y sucesores en la posesión del mayorazgo. Entre los años 1579 y 1588, los Zúñiga, casi arruinados, contrajeron ciertas deudas con otra familia, los Anzures, con los que estaban emparentados.
El juez Don Julián de Ortega, el 1 de abril de 1683, mandó que se tasasen y evaluasen los bienes del Mayorazgo de los Zúñiga, y se vendiesen las villas de Toya y Cilanco " con sus términos y senorio y vasallaje" en pública subasta hasta cubrir la deuda que tenía con Don Juan Francisco Pacheco y varios acreedores más.
Don Juan Francisco Pacheco obtuvo el título de Marqués de Villatoya y agregó las tierras al Mayorazgo de los Anzures. Conforme fue avanzando el siglo XIX fue creciendo el descontento entre los vecinos de Villatoya, que veían como las leyes no ponía fin a la ancestral arbitrariedad de los señores.
Colonos y señores pasaron casi toda la centuria del XIX en pleitos, en los cuales los señores defendían sus derechos a la propiedad y los colonos pretendían que como señorio jurisdiccional que de siempre debería estar estinguido. Ya en el siglo XX, el gobierno de la República consideró que la finca era expropiable y la considero de interés preferente. El Instituto de la Reforma Agrario inició el expediente pero con el advenimiento del bienio del centro derecha que se abrió en 1934, dejó en suspenso la confiscación de las tierras.
Después de esta breve introducción histórica damos comienzo a nuestra ruta de hoy. Salimos de Villatoya por la carretera N-322 por la que hemos llegado y en un centenar de metros nos desviaremos a nuestra derecha por un camino que baja hasta la orilla del río Cabriel, llegamos a una área de descanso y zona de baño, nosotros continuamos por nuestra izquierda caminando por la alameda junto a la orilla del río aguas arriba.
Por este camino y un centenar de metros antes de llagar al puente sobre el río veremos una pasarela hecha con cables que cruza el río, continuamos hasta el puente en donde nos desviamos a nuestra izquierda, llegamos al cruce con la carretera N-322 continuamos por nuestra derecha cruzando el río por el puente. A partir del puente dejamos la provincia de Albacete para adentrarnos en la de Valencia. Nada mas cruzar el puente dejamos la carretera por nuestra derecha siguiendo por el camino de entrada al balneario de Fuente Podrida. Caminamos junto al río ahora por la orilla opuesta pronto llegamos junto al balneario lo dejamos atrás sin abandonar el camino principal.
Entrada al balneario
El aprovechamiento de las propiedades curativas de las aguas forma parte de la cultura y tradición de todos los pueblos desde las más remotas culturas. La afluencia a los baños sobre todo por las culturas romana y musulmana que fueron artífices de gran cantidad de obras hidráulicas, de las que sus restos arqueológicos, como son baños, manantiales, termas, aljibes, fuentes, etc, han llegado hasta nuestros días para disfrute y admiración nuestra.
Gran cantidad de manantiales fueron utilizados y explotados como salinas o saleros. Toda la cultura de los balnearios tan desarrollada tuvo su decadencia en los siglos XVII y XVIII, pero a finales del XVIII y principios del XIX se produce un incremento de instalaciones semejantes a las actuales que llevan a los habitantes a utilizar los baños como tratamiento curativo.
El balneario Villatoya abre en 1798, y será a partir de mediados del XIX, cuando la Reina Isabel II, encarga catalogar las aguas y se crean las plazas de médico-director de baños, cuando llega la época de esplendor de los baños con o sin dirección facultativa, catalogándose casi 800 aguas con propiedades curativas.
En el siglo XX se inician los famosos “novenarios”, que se ponen de moda acudiendo los llamados “agüistas”, en los meses de verano, durante 9 días donde recibían baños, duchas e inhalaciones. Llegada la guerra civil (1936-1939) se cerraron muchos de ellos. En nuestro caso el balneario de Fuente Podrida siguió funcionando durante la guerra como hospital infantil, llegó a estar hospedada Dolores Ibárruri “La Pasionaria” y también el Gobierno de la República. Aunque en 1936 se destruyó su ermita de la Virgen del Rosario.
Funcionó como balneario hasta 1992 y sus actuales propietarios han puesto en servicio de nuevo el balneario en el año 2000, han ampliado sus servicios con la apertura del nuevo hotel, se ha remodelado el antiguo, con habitaciones y acondicionado una docena de casas, además de la modernización de sus instalaciones de baños y tratamientos.
Seguiremos por esta pista conocida como el Camino del Río, durante unos 800 metros para tomar un desvío a nuestra izquierda que por una senda en ascensión no muy dura y bastante difuminada, nos irá conduciendo hasta un pequeño rellano en donde nos desviaremos por la senda de nuestra derecha. La verdad es que se hace necesario el GPS para poder continuar algunos tramos de esta ruta. Poco después llegaremos hasta un refugio para ganado construido aprovechando un pequeña cueva, lo encontraremos unos 50 metros a nuestra derecha, después de visitarlo continuamos por la misma senda que llevábamos. Por esta senda llegamos al cruce con una pista en donde continuamos por nuestra derecha. Mas tarde y justo al pasar junto a unos campos de cultivo a nuestra derecha, al final de los mismos dejaremos la pista, aunque por ella llegaríamos al mismo lugar, para comenzar a ascender entre sendas y monte a través por nuestra derecha, a lo que nos pareció las cimas del Ripoll.
Al fondo las dos cimas del Ripoll
Llegamos a la parte mas alta, la primera de las dos lomas, continuamos caminando por la cresta, comenzamos a descender un poco pero enseguida comienza la suave ascensión a la segunda de las lomas, para llegar a un rellano, es la segunda de lomas del Ripoll, desde aquí arriba veremos a nuestra izquierda la pista a la que debemos de dirigirnos. Cruzamos y comenzamos a descender buscando la senda mas fácil de seguir hasta llegar al cruce con una pista en donde continuaremos por nuestra izquierda y en unos 200 metros llegaremos a un nuevo cruce con otra pista en donde continuaremos ahora por nuestra derecha. Poco después llegamos al cruce con el Camino del Río, en donde de nuevo continuaremos por nuestra derecha. Por el Camino del Río llegaremos a pasar junto a la Fuente del Cabriel, situada a nuestra izquierda dentro del cauce del mismo río, lugar en donde se puede tomar el baño. Seguimos nuestro camino y pronto llegamos a cruzar de nuevo el balneario, a nuestra izquierda veremos una escalera que nos conduce al una vieja casa con el nombre de Manantial, parece cerrada, continuamos por la senda junto al río y llegamos junto a la pasarela de cables que cruza el río.
Fernando
David
Yo
Nos decidimos y cruzamos por la pasarela, fue bastante divertido. Ya en la otra orilla del río solo tenemos que desandar el camino que hicimos en el inicio de esta ruta. Pasamos de nuevo junto al área de descanso y ascendemos a la carretera entrando de nuevo en Villatoya para dar por finalizada nuestra ruta de hoy.
Gracias por la ayuda en la descripción de la ruta a www.dipualba.es
Hasta pronto.

Track




2 comentarios:

  1. ¡Hola Pepelik" Interesante ruta por Albacete que nos queda un poco lejana y desconocida, pero que veo que puede ser interesante, sobre todo por esa pasarela de cable que parece divertida, aunque como se te escurra el pie....
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Emilio, una ruta bastante bonita disfrutando de la compañía del río Cabriel, durante una parte del trazado, una facil ascensión hasta el Ripoll, motivo por el que me interesé por esta ruta, por la coincidéncia del nombre monte con mi apellido. También con el paso del río por la pasarela, que puede resultar divertido, aunque no es preciso hacerlo, y si el tiempo lo permite con un apetecible baño en las limpias aguas del Cabriel.
    En fin una ruta recomendable.

    ResponderEliminar