sábado, 11 de marzo de 2017

Pedralba - Mirador de las Hoces

Cauce del Turia
Fecha: 5/3/17
Tipo de ruta: Lineal, ida y vuelta
Lugar de inicio: Pedralba, Los Serranos, Valencia
Hora de inicio: 7 h 15 min
Duración: 3 h 52 min
Distancia: 12.4 Km
Dificultad: Baja
Altura mínima: 125 m
Altura máxima: 217 m
Indice IBP: 40
Calificación (1-10): 7
Recorrido: Bascula de Pedralba – Presa de Pedralba – Camino cortado por nidificaciones – Azud en barranco – Mirador de las Hoces – Almuerzo – Corral de ganado – Presa de Pedralba -bascula de Pedralba.

Cómo llegar:
Salimos de Algemesí con dirección a Alginet, por la CV-525, justo antes de entrar en esta ultima población tomaremos la A-7, Autovía del Mediterráneo, con dirección a Valencia, una vez pasado el Centro Penitenciario de Picasent continuaremos por la derecha con dirección Madrid, Barcelona, pasaremos de largo la capital y continuaremos por la misma A-7, Autovía del Mediterráneo y nos desviaremos por la A-3, Autovía del Este, con dirección a Madrid, seguiremos por la A-3, y antes de llegar a la población de Chiva tomaremos la salida de la autovía, nº 327 por nuestra derecha, por la carretera CV-50, con dirección a Cheste, sin abandonar la CV-50, rodearemos la población de Cheste y a la salida de la misma, nos desviaremos por nuestra izquierda, por la CV-380, hasta llegar al cruce con la carretera CV-370, en donde nos desviaremos de nuevo a nuestra izquierda hacia Pedralba. Antes de entrar en esta población, y de cruzar el río Guadalaviar, encontraremos a nuestra derecha la bascula publica de Pedralba, en donde podremos aparcar nuestro coche, para dar comienzo a nuestra ruta de hoy.

Descripción de la ruta:
Esta semana la ruta discurre por las cercanías de Pedralba.
La Ruta interpretativa de La Pea es una de las rutas que podemos realizar en el Parque Natural del Turia. Entre las rutas que vienen marcadas en este parque, la de La Pea es la que se denomina Ruta Roja (Además de la roja encontramos la ruta amarilla: Les Rodanes; la ruta azul: El Palmeral; ruta violeta: Agua y ruta rosa: La Vallesa). Esta ruta que realizaremos hoy, transcurre básicamente por el recorrido oficial, aunque no en su totalidad. En ella por ejemplo, no llegamos hasta el mirador de La Troneta. El primer tramo transcurre por el término de Pedralba y otro tramo más corto lo hace en término de Villamarxant. Además de encontrar elementos de humanización del monte, como la presa de Pedralba, corrales de ganado y construcciones de piedra seca, tenemos también la oportunidad de disfrutar de buenas panorámicas de las hoces que el Turia ha labrado a su paso por este término de Pedralba. También podemos decir que en algunos tramos de senda está prohibido el paso durante los meses de enero a mayo por nidificación de aves, como nos explican algunos paneles informativos que encontraremos. Durante estos meses existe un itinerario alternativo para poder realizar la ruta. Aunque la salida oficial de la Ruta roja se encuentra en el Parking del Molino en Pedralba, accediendo a través de la Calle Candilico, nosotros en ésta ocasión la comenzaremos desde la báscula publica de Pedralba, que se encuentra antes de llegar a la localidad si accedemos desde Villamarxant por la CV-370. Es un buen punto para iniciarla ya que aquí tenemos sitio para poder dejar aparcado el vehículo.
Aquí, en la báscula de Pedralba, antes de llegar a la población, iniciaremos nuestro recorrido de hoy. Comenzamos caminando en dirección a la presa de Pedralba, por este camino que poco apoco va acercándose al cauce del río. Encontraremos unos postes bajos, con la marca característica de los Parques Naturales, los encontraremos a lo largo de todo el recorrido.
Llegamos a la casa del presero, junto a la presa de Pedralba. Un panel explicativo nos informa del uso e importancia del agua para usos agrícolas, así como para producción de energía eléctrica. 
Presa de Pedralba
Esta importancia queda reflejada en la construcción de infraestructuras como azudes, acequias, acueductos, centrales hidroeléctricas, presas como ésta...que han pasado a formar parte de nuestro patrimonio histórico-cultural que hemos de cuidar. Seguimos por un amplio camino. 
El paisaje está formado por pinos, algarrobos, algún almendro, romeros, brezos... En este punto dejamos el camino y subimos por nuestra derecha por una estrecha senda. Y llegamos a un tramo protegido por barandillas de madera, debido a la altura y estrechez de la senda, aunque se camina bien y sin ninguna dificultad. La altura nos permite ver el río. El tramo protegido con barandilla, nos permite un caminar más tranquilos y sin sobresaltos. Árboles de ribera y cañares ponen un punto de color en el verde predominante del paisaje junto al Turia, siguiendo su camino hacia el mar. Tras el tramo de barandilla, seguimos y empezamos a subir. Llegamos a otra infraestructura antaño muy utilizada y muy abundante, lo que habla de su importancia, hoy perdida. Se trata de un corral de ganado. Tras pasar el corral, descendemos hasta un barranco, donde encontramos un poste direccional. Ahora continuaremos por esta senda que constituye el paso normal de la ruta en épocas en que no nidifican las aves. Nosotros únicamente haremos un tramo y volveremos atrás. La senda va por nuestra derecha y desciende hacia un barranco, en donde encontraremos un dique, bajo el que podemos observar una vieja compuerta. Aquí dejamos el barranco y continuamos por nuestra derecha. La senda transcurre ahora a media altura sobre el cauce del Turia, por otro tramo de senda protegido por barandillas de madera, como el anterior. La senda es estrecha y vamos con cuidado porque el suelo y las piedras están mojados, pero disfrutamos de la vista del río. La vegetación es exuberante en este tramo. La vegetación de ribera lo llena todo.
Llegaremos al punto en donde encontramos un cartel que nos indica que el paso por esta senda está prohibido durante los meses de enero a mayo por nidificación de aves.
Desde aquí quizás tengamos la oportunidad de observar el majestuoso vuelo de algún águila que sobrevuela los riscos del barranco. Desde este punto comenzamos nuestro camino de regreso hasta la senda que abandonamos antes de cruzar el barranco y ahora continuamos por nuestra izquierda. Encontraremos un poste indicativo en donde continuaremos en dirección a Miradores 2,8 kilómetros, por nuestra izquierda siguiendo la ruta n.º 2, que es una ruta alternativa para realizar la ruta durante esos meses sin alterar el ciclo de las aves.
En esta pista afrontamos un tramo de suave ascensión que nos conducirá al cruce con una pista, en una meseta, en donde continuaremos por nuestra derecha.
Llegamos aun cruce de pistas bien señalizado, seguiremos de frente, por el Camino Chucheve, y nada mas dejar atrás este poste encontraremos una nueva bifurcación en donde continuaremos por nuestra izquierda.
Un nuevo poste bajo de madera nos indica nuestro camino por la ruta n.º 2. La pista discurre por terreno llano, Llegamos ahora a un nuevo cruce de pistas junto a unos chalets y a un panel informativo, de las diferentes rutas de la zona. Este panel nos informa muy bien del itinerario interpretativo de La Pea. En él podemos ver el recorrido y los aspectos más interesantes de la ruta. Seguimos caminando por nuestra izquierda, por amplias pistas que facilitan el caminar. Encontraremos un poste indicativo en donde continuaremos por nuestra izquierda con dirección al Barranc Coves Blanques. Pronto nos adentramos en el barranco y llegamos hasta un dique de contención de aguas, lo rebasaremos por nuestra derecha, y justo al lado del dique encontramos un nuevo poste, que seguiremos por nuestra derecha por una senda en ascenso, con dirección a los Miradores. Tras un corto ascenso por un tramo de senda con cierto desnivel, alcanzamos altura y podemos disfrutar de unas buenas vistas. Poco después llegamos a una especie de rotonda montañera, con un poste indicativo en su centro.
La señalización sigue guiándonos, por nuestra izquierda con dirección al Mirador de las Hoces. Si continuásemos por nuestra derecha llegaríamos hasta el Mirador de la Troneta. La senda es corta para llegar hasta el Mirador de las Hoces, enclavado en lo alto de la Peña l’Atrón.
Desde aquí disfrutamos de la vista de las Hoces que el Turia ha labrado con una lenta y constante labor de miles de años. Otro panel nos informa de aspectos destacables de este mirador. A nuestra derecha, podemos ver el Mirador de la Troneta, que se alza sobre una nueva peña y al que no llegaremos en esta ocasión.
Comenzamos nuestro camino de regreso desandando el camino de ida hasta llegar junto al dique del barranco, en donde decidimos detenernos para almorzar. 
Almuerzo
Después de almorzar continuamos de nuevo por el mismo recorrido de la ida, hasta llegar de nuevo al punto en donde nos desviamos ahora por nuestra, izquierda dejando la senda de la ida, para dirigirnos a un corral que veremos frente a nosotros. 
Corral para ganado
Pasamos junto al corral construido incrustado en la montaña, y seguimos la vuelta, hasta llegar de nuevo a la senda que utilizamos en la ida y en donde ahora retomamos por nuestra izquierda. plácidamente, ajenos al mal tiempo. A partir de aquí no abandonaremos el camino recorrido con anterioridad hasta llegar junto a la báscula de Pedralba, donde iniciamos unas horas antes nuestra ruta, y en donde daremos por finalizada nuestra ruta de hoy.. 
En resumen, entretenida ruta por el Parque Natural del Turia. Tener en cuenta el periodo en el que puede estar cortado algún tramo de recorrido por nidificación de aves.
Gracias por la ayuda en la descripción de la ruta a caminandohacialasalturas.blogspot.com.es
Hasta pronto.

Track

1 comentario:

  1. ¡Hola Pepelik! Una ruta entretenida, sin grandes alardes pero suficiente para disfrutar de un día en la montaña.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar