martes, 12 de octubre de 2010

Sendero Moixent - El Bosquet

Fecha: 12/10/10
Tipo de ruta: Circular
Lugar de inicio: Moixent, La Costera, Valencia
Hora de inicio: 8 h 05 min
Duración: 2 h 39 min
Distancia: 8.83 Km
Dificultad: Baja
Altura mínima: 305 m
Altura máxima: 481 m
Calificación (1-10): 6
Recorrido: Plaza de la Hispanidad, Moixent – Lavadero – Cueva del Padre Moreno – Castillo – Torre Mora – Moreretes – Pozo de San Juan – Cara del Moro – El Bosquet – Moreretes – Fuente de Santa Ana (Villapetorro) – Plaza de la Hispanidad, Moixent.



Como llegar:
Saldremos de Algemesí por la CV-42 con dirección a Alzira, para desde allí dirigirnos hacia Benimuslem por la CV-550 y desde allí con dirección a Alberique conectaremos con a la A-7, Autovía del Mediterráneo con dirección a Albacete. Pasaremos el desvío de la CV-40, pero nosotros continuaremos por la A-35, Autovía de Almansa-Xativa, hacia Montesa, población que dejaremos a nuestra derecha, también dejaremos atrás Vallada, esta vez a nuestra izquierda, para al poco rato desviarnos a nuestra izquierda por la CV-589, hasta Moixent. Entraremos en la población, después de cruzar, por un puente, el río Canyoles y nos encontraremos una rotonda con una reproducción del Guerrer de Moixent, nos desviaremos por la derecha con dirección al Bosquet, y cruzaremos de nuevo un puente, nada mas cruzarlo a nuestra izquierda veremos la Plaza de la Hispanidad, frente a la policía local y el ambulatorio de Moixent. Buscaremos aparcamiento para nuestro coche lo mas cerca posible de la Plaza de la Hispanidad.

Descripción de la ruta:
Esta semana la ruta transcurre por las cercanías de Moixent.

La visita a la Cueva del Padre Moreno, lugar donde cuenta la leyenda que sanó de la peste bubónica este destacado religioso nacido en Moixent y el Castillo y la Torre Mora cuya función era defensiva y de vigilancia, junto con la Presa del Bosquet, serán los puntos principales de esta ruta.
El inicio de la marcha será desde la Plaza de la Hispanidad. Desde este lugar y por la carretera del Bosquet, pasaremos junto a la fuente de Santa Ana (o de Villapetorro), siguiendo la carretera que nos indica el panel. Más adelante llegaremos a una curva en donde nos desviaremos a nuestra izquierda hasta el lavadero municipal para desde allí y por unas escalera que veremos a nuestra derecha, iniciar la subida a la Cueva del Padre Moreno y de allí al Castillo y a la Torre de época musulmana.

Cuenta la leyenda que siendo un niño el Padre Moreno fue contagiado de la peste bubónica y abandonado en este lugar para que muriera. Milagrosamente sanó. Hoy en día es visitada por sus connotaciones religiosas y hermosas vistas. Llegaremos a la misma por un desvío a nuestra derecha por una senda protegida con una barandilla de hierro. Después de visitar la cueva regresaremos de nuevo al camino, para seguir ascendiendo.
En la orografía del lugar se conjugan diversas épocas. Un ejemplo es la época almohade, de cuyo periodo hoy en día se conservan los restos de un castillo. Accederemos a él a través de una senda, que se desvía por nuestra izquierda y cruza un pequeño puente sobre un pequeño barranco y por la que iremos ascendiendo hasta lo más alto del castillo. En la cima disfrutaremos de espectaculares
vistas y podremos imaginar cómo se desarrollaba la vida en el mismo. Formando parte de lo que en su día fue una fortaleza se encuentra en el otro extremo de la montaña una torre de la misma época. Regresaremos por donde subimos hasta llegar al puentecillo de madera y ahora seguiremos por nuestra derecha, ascendiendo hacia la torre por unos escalones hechos con cemento, hasta llegar hasta la base de la misma torre. Esta Torre Mora es más conocida como la “Torre dels Coloms”. En la actualidad se encuentra restaurada pudiéndose visitar y localizar desde su parte más alta poblaciones cercanas.
Descenderemos de la montaña por el camino de tierra y piedra que veremos frente a la torre y que une la Torre Mora con la carretera que va desde el centro urbano hacia el embalse del Bosquet, para continuar con dirección al Bosquet, deberemos desviarnos a nuestra izquierda por el camino asfaltado unos 2’5 km. Durante este trayecto nos adentramos en un paraje que cuenta con una peculiar leyenda en la que una joven quedó atrapada en el interior de una de estas montañas. El lugar también refleja otras épocas como la prehistoria; así lo testimonian unas pinturas rupestres. A su vez este angosto recorrido nos deja otras curiosidades de las que poder disfrutar, como la roca de las dos caras (conocidas como las caras del mono y la del moro).
Recorrida esta distancia, después de dejar a nuestra izquierda, en una curva a la altura del kilómetro 2 el Pozo de San Juan, veremos a nuestra derecha la presa del Bosquet y un poco mas adelante, a nuestra derecha también, encontraremos la señal indicada la dirección hasta el paraje natural de El Bosquet, presa que data del siglo XVIII y cuyo objetivo era el embalse de agua para fines agrícolas. En la actualidad este espacio está dedicado al ocio.

La más antigua referencia documental sobre el pantano del Bosquet, se la debemos al botánico valenciano Antonio José Cavanilles (1745-1809). Hizo dos visitas a Moixent, una en 1759 y otra en 1795. En este espacio de tiempo, Cavanilles habla del cambio observado en la localidad y su término, habiendo crecido el número de vecinos de 250 a 800 habitantes, poniendo en producción los campos que, antes abandonados, se han trasformado gracias a la nueva política hidráulica y agraria de la Ilustración.
Según Cavanilles la “feliz mudanza” se debe en parte a las luces, aplicación y patriotismo de. D. Pascual Caro, administrador del patrimonio de su sobrino el Marqués de la Romana. A él corresponde la construcción del pantano.
La finalidad de esta construcción era la de regar los terrenos colindantes, donde se cultivaban cereales, frutas, legumbres y hortalizas. También la de suministrar agua a la población mediante un sistema de azudes y acequias a lo largo del barranco del Bosquet. Dos balsas construidas junto a la presa, aguas abajo, pudieron servir así mismo para remojar esparto o como piscifactorías.
La fecha de construcción de la presa data entre 1770 y 1775. La presa del Bosquet mantuvo sus funciones de regadío hasta el último tercio del siglo XX. El Bosquet fue declarado Bien de Interés Cultural (BIC) en 1997. Dos años después comenzaron las obras de restauración y acondicionamiento que incluían las excavaciones arqueológicas. En sus alrededores se han hallado pinturas rupestres neolíticas, yacimientos de la Edad del Bronce y abundante cerámica medieval.
El Bosquet no es solamente un monumento histórico de gran importancia o un lugar de esparcimiento muy apreciado por los lugareños.
Su entorno natural es de gran riqueza y forma parte indivisible del conjunto. Hay que destacar el bosquecillo de carrascas centenarias del que toma nombre el paraje, así como el conjunto de pinos carrascos en el lado oeste de la presa. A esta flora arbórea hay que añadir las especies herbáceas o arbustivas muy apreciadas en la cocina tradicional, como el romero, la pebrella y el tomillo, o en la artesanía el esparto. La riqueza del Bosquet aúna valores patrimoniales, históricos,naturales y turísticos.
Gracias por la ayuda en la descripción de la ruta a www.moixent.es
Hasta pronto. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada