domingo, 2 de octubre de 2011

Alfafara - Racó de la Font - Cova Bolumini

Fecha: 2/10/11
Tipo de ruta: Circular
Lugar de inicio: Alfafara, El Comtat, Alicante
Hora de inicio: 8 h 07 min
Duración: 4 h 28 min
Distancia: 8.76 Km
Dificultad: Media
Altura mínima: 580 m
Altura máxima: 1083 m
Calificación (1-10): 7
Recorrido: Alfafara – Albergue y Font del Tarragó – Rincón de la Fuente – Mas del Fontaneret – Cueva Bolumini – Cabeço de Mariola – Mas de Collet – Mas de Serrelles – Albergue y Font del Tarracó – Alfafara.




Como llegar:
Saldremos de Algemesí por la CV-42 con dirección a Alzira, para desde allí dirigirnos hacia Benimuslem por la CV-550 y desde allí con dirección a Alberique conectaremos con a la A-7, Autovía del Mediterráneo con dirección a Albacete. Tomaremos el desvío en la salida de Cerdá, por la CV-40, Carretera de Xativa-Alcoy, pasaremos por el túnel de la Olleria, y dejaremos a nuestra derecha la población de Aielo de Malferit. Después de dejar atrás Aielo nos desviaremos a nuestra derecha por la CV-81, con dirección a Ontinyent, para luego dirigirnos por la misma carretera a Bocairent. Poco antes de llegar a Bocairent encontraremos un desvío a nuestra izquierda con dirección a Alfafara, por la carretera CV-700, Carretera de Bocairent a El Verger, que nos conducirá hasta Alfafara. Al entrar en la población nos desviaremos a nuestra derecha pasaremos por delante de la Font del Azud y llegaremos a la Plaza de la Constitución, en donde aparcaremos nuestro coche y daremos comienzo a nuestra ruta de hoy.

Descripción de la ruta:
Esta semana la ruta transcurre por las cercanías de Alfafara.
Ruta que recorre los rincones más deliciosos de la umbría de la sierra de Mariola, cubierta de espesos bosques, y que en tiempos de copiosas lluvias, derrama agua por todos lados. Pero al igual que los valores naturales de los lugares que recorreremos son excepcionales, también nos toparemos con dos puntos donde la protagonista es la prehistoria: la cueva Bolumini y la cima del Cabezo de Mariola.
Una semana mas he podido disfrutar de la compañía de Enrique en la realización de esta ruta de hoy, espero que siga acompañandome en alguna salida mas, aunque la salida de casa sea un poco tempano, aunque haya que madrugar un poco.
Un buen lugar para aparcar el coche puede ser cerca de la Fuente del Azud, situada bajo una ermita, al final del pueblo. Dispone de mesas para poder pasar el día. Si ha llovido mucho, el barranco llega a llevar un poco de agua. Pasamos por delante la ermita, desde donde tomamos una calle ancha y asfaltada, dejando la ermita a nuestra derecha y que sube hacia Mariola pasando por algunos chalets y bancales. Ya desde la subida nos llamará la atención un risco el medio de la umbría, ennegrecido por la humedad, y quizás, con una cascada de cola de caballo. Es la peña del Chorro. A unos 400 metros llegamos al albergue Fuente del Tarragó. Por detrás del albergue, a unos 100 metros más, está la fuente, con la balsa, los paelleros, y buena sombra de un espeso pinar. El sonido del agua ameniza el lugar, y nos invita a pasar un rato recorriendo el área recreativa. Nosotros continuamos por un camino, nada mas pasar el albergue a nuestra izquierda, en un rellano se han instalado columpios.
Columna y Enrique

El camino planea siempre bajo el dosel del pinar, hasta un barranco que viene desde la peña del Chorro. En tiempos de tormenta, una espectacular chorrera se despeña desde lo alto. En medio del barranco hay unas ruinas, parece un molino, pero en realidad no fue éste el uso del edificio.
Ahora viene otro llano en un bancal de nogales abandonado.
Al final del bancal nos atraviesa un camino que viene desde abajo, pero que en esa dirección no tiene salida. Nosotros seguimos en el sentido que llevábamos, primero subiendo suavemente, y luego planeando hasta el siguiente barranco. Si las lluvias han sido cuantiosas, antes de llegar al barranco ya sentiremos la música del agua despeñandose. En este caso, veremos un salto de agua que se desparrama entre la vegetación: adelfas, zarzas, carrascas, pinos, olmos … El camino salta el arroyo, sube, y cambia repentinamente de sentido buscando la parte superior de la cascada. En lo alto hay una cueva: la cueva del Rincón de la Fuente, desde el techo, en épocas lluviosas el agua llueve, y al fondo una cueva, por la que cae ahora el salto. Antes lo hacía por una toba en la orilla de la cueva, pero veremos cuando subimos más arriba para que el agua ha cambiado de camino. El Rincón de la Fuente no puede ser más verde: fresnos, olmos, adelfas, esparragueras, zarzaparrillas. Retrocedemos un poco hasta encontrar una senda que sube, en un principio, en sentido contrario, a la izquierda del camino. Hace una curva, a orillas del cual hay una sima, y continúa igual que lo hacía el camino que nos llevó al Rincón de la Fuente, pero más arriba. Abundan el brezo y la pebrella.
Pronto vemos una canaleta para la conducción de agua, pero está atascada por la vegetación y los sedimentos calcáreos que el agua lleva disueltos. Es por eso que ahora el arroyo cae por la gruta, y no por la toba. La senda se hace es un poco difícil de seguir, pasa a la banda derecha, y sube fuerte hasta el alcabor donde nace el arroyo. Suele venir más cantidad de agua desde arriba. La gran humedad del barranco favorece la vegetación de hoja caduca, donde predomina el fresno.
Cueva Bolumini

A partir del alcabor seguimos subiendo por un sendero que al principio parece un poco confuso, pero va subiendo en fuerte ascenso por salirse del barranco, siempre entre pinar y carrascal. Encontraremos muchos pinos tumbados o rotos. Esto fue debido a una nevada en diciembre de 1997, seguida de fuertes vientos, que rompieron gran cantidad de pinos. Este hecho prueba que la naturaleza tiene sus mecanismos para subsanar los errores humanos. Antiguamente se eliminaron los bosques autóctonos, y una parte de estas montañas quedaron deforestadas. El pino carrasco, más minoritario que ahora, invadió los espacios vacíos en algunos casos, y en otros, fue el hombre quien los repobló. Este pino es más propio de tierras bajas, cerca del mar, y no está acostumbrado a las nieves. La carrasca, el quejigo, el fresno, en definitiva, las especies del bosque primigenio, las resisten mejor.
Subiendo ya por el lomo llegamos a un rellano, en medio del cual nos encontramos con el Mas del Fontanaret. Lo bordearemos dejando la construcción a nuestra derecha para salir a una pista forestal. Ya estamos cerca del Portí.
Columna en la cueva

Desde el mas bajamos un sendero que conduce al Fontanaret. Es un nacimiento, a unos 100 metros más abajo de la casa, que forma un humedal. Los chopos de la zona delatan la proximidad del agua. Podemos observar algunas plantas de orégano, muy escaso en las comarcas del sur. Pero nos tenemos que dirigir a la base de un acantilado que vemos en frente, el Cabezo de Mariola, que vemos desde Alfafara. Llegaremos primero aun cruce con un poste indicativo en el que nos desviaremos a nuestra derecha con dirección a la Cueva Bolumini. Enseguida veremos una bifurcación en la que continuamos por la derecha, para regresar mas tarde por la de la derecha. Una vez llegamos a la cepa del risco, se nos aparece la Cueva Bolumini, una enorme gruta rojiza, con una columna de roca. Es un perfecto mirador sobre el pequeño valle de Agres y Bocairent. En la cueva se encontraron restos prehistóricos. Seguimos sendero arriba y coronamos el Cabeço. También la cima verdeante de la cima del Cabezo de Mariola tiene su historia, fue un poblado ibérico, del que aún podemos distinguir restos. Se cuenta como anécdota que del Cabeço de Mariola ya se habla en forma de leyenda en tiempo de los romanos, donde se cuentan las desventuras de un príncipe llamado Sexto Mario y su hija Mariola, de donde toma el nombre de Sierra Mariola.
Llegaremos de nuevo a la bifurcación anterior y enseguida al poste indicativo en donde continuaremos ahora por nuestra derecha siguiendo dirección a Alfafara.El sendero baja entre pinos y carrascas, ya en la vertiente de solana, con vistas hacia el camping Fuentes de Mariola. Esta senda hace zig-zag, y desemboca en el Mas del Collet (ruta Portí - Cava de Miquel), por donde pasa el GR-7. Sólo le seguiremos hacia la derecha hasta poco después de la masía, porque en el momento en que encontramos una paleta indicadora hacia Alfafara, dejaremos el camino y descenderemos por esa senda. Al principio baja muy emboscada, entre pinos carrascos y algunos pinos, hasta el fondo de un barranco. Este barranco puede llevar un riachuelo de aguas claras, que no sólo moja las zarzas y los juncos, sino que también da a beber a los pájaros y nos alegra con su sonido. Enseguida pasamos cerca de la Masía de Flecos, al otro lado del cauce de la torrentera. A partir de ahí, la bajada se pronuncia, y debemos tener cuidado con la piedra suelta. Cuando ya tenemos Alfafara a tiro de piedra, recibimos por la derecha el barranco del Fontanaret (baja vertiginosamente desde la masía que hemos visitado durante la ascensión).
Y enseguida, después de pasar por el pequeño polideportivo, acabamos en el albergue, allí en Alfafara sólo es un paseo por el camino asfaltado por el que habíamos empezado.
Gracias por la ayuda en la descripción de la ruta a caminsisendes.blogspot.com  
Hasta pronto.

Track

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada